Blair arrasó en las elecciones británicas

El Partido Laborista del Primer Ministro consiguió el 44% de los votos, la oposición conservadora 32% y los demócrata-liberales 17%, según encuestas a boca de urna reveladas por la BBC y el canal televisivo ITN.

07 de Junio de 2001 | 17:56 | AFP
LONDRES.- El Primer Ministro británico, Tony Blair, logró este jueves la reelección al haber arrasado el Partido Laborista en las elecciones legislativas británicas, según encuestas a boca de urna reveladas por la BBC y el canal televisivo ITN.

El Partido Laborista de Blair consiguió el 44% de los votos, la oposición conservadora 32% y los demócrata-liberales 17%, según la BBC.

Según ITN, los laboristas dispondrán de 417 escaños en la Cámara de los Comunes, los conservadores 154 y los demócrata-liberales 58.

En las elecciones anteriores de 1997, los laboristas obtuvieron 417 escaños, los "tories" 160 y los demócrata-liberales 47.

Según el instituto Mori, la abstención se elevó a un 37%, la cifra más elevada desde la Segunda Guerra Mundial.

"Estaríamos muy satisfechos con estos resultados, pero tenemos que esperar" los resultados oficiales, declaró el viceprimer ministro laborista John Prescott en una primer reacción en la BBC. "Merecemos ganar", agregó.

Por su parte, el conservador Michael Portillo también dijo que "había que esperar" los resultados oficiales y recordó que las encuestas se habían equivocado en el pasado.

Los primeros resultados oficiales serán comunicados hacia las 23H00 locales (22H00 GMT).

Durante la campaña electoral, todos los sondeos anunciaron un amplio triunfo de los laboristas y una severa derrota del candidato conservador William Hague.

Si las encuestas se confirman, Blair habrá ganado las elecciones con la promesa de mejorar los alicaídos servicios públicos, principal preocupación de los electores británicos, hartos de esperar en los hospitales y de la falta de maestros en las escuelas públicas.

A lo largo de la campaña, el líder laborista repitió incansablemente que iba a invertir miles de millones de dólares en los servicios públicos durante su segundo mandato. También prometió la contratación de 10.000 maestros, 20.000 enfermeras y 10.000 médicos.

En vísperas de los comicios, Blair también pidió a los británicos una ruptura definitiva con el "thatcherismo", en alusión a la gestión de la ex primera ministra conservadora Margareth Thatcher que dirigió el país durante los años 80 y lanzó una amplia campaña de privatizaciones, dejando al abandono los servicios públicos.

El líder laborista benefició del apoyo de la gran mayoría de los diarios nacionales británicos, incluido The Times (centro derecha) que, por primera vez de su larga historia, pidió el voto por los laboristas.

Por su parte, los conservadores de Hague se equivocaron totalmente al fijar como principales temas de campaña el recorte de impuestos y una férrea defensa de la moneda nacional, la libra esterlina, frente al euro.

Blair evitó la polémica que podía haber provocado el tema de la adhesión al euro, la moneda única europea, al anunciar la organización de un referendo en un plazo de dos años.

Pese a todo, la libra siguió desplomándose este jueves y cotizaba menos de 1,40 dólares, alcanzando su más bajo nivel en los últimos 16 años, consecuencia de la preocupación de los inversores por una eventual adhesión de Gran Bretaña al euro, en caso de victoria de Blair.

Si la derrota se confirma, Hague podría renunciar al liderato de su partido, como lo hizo su predecesor John Major tras las elecciones de 1997.

Según la prensa británica, Portillo, hijo de un republicano español que se exilió en Gran Bretaña en 1939, podría beneficiarse de la derrota de Hague y hacerse con el liderato de los conservadores.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores