Mal tiempo en Ecuador ya deja 38 muertos

El Gobierno ecuatoriano decretó en estado de emergencia a las provincias orientales de Napo, Zamora Chinchipe, Morona Santiago y Pastaza para agilizar la entrega de ayuda humanitaria, confirmó el vocero de la presidencia, Oscar Zuloaga.

13 de Junio de 2001 | 21:56 | Reuters
PAPALLACTA, Ecuador.- Al menos 38 personas murieron y miles fueron evacuadas por inundaciones y deslaves causados por fuertes lluvias que azotan a 11 de las 22 provincias de Ecuador, dijeron este miércoles las autoridades.

El Gobierno ecuatoriano decretó en estado de emergencia a las provincias orientales de Napo, Zamora Chinchipe, Morona Santiago y Pastaza para agilizar la entrega de ayuda humanitaria, confirmó el vocero de la presidencia, Oscar Zuloaga.

La declaratoria de emergencia ocurrió después de que unas 30 personas refugiadas el lunes en una casa en la zona de Quebrada Negra, cerca del pueblo de Papallacta -a unos 50 kilómetros al este de Quito, en la provincia de Napo- fueron sepultadas por una enorme masa de lodo y rocas.

Seis personas más perecieron en otros deslaves y dos cuando fueron arrastradas por los torrentosos ríos en la Amazonia, dijo a la prensa la Cruz Roja. "Tú me prometiste quedarte conmigo y ahora me dejas", gritó desesperada Teresa Cachago, de 49 años, frente al cuerpo inerte de su esposo, José Manuel Quilumba, de 52, la única víctima identificada del desastre de Papallacta.

"Aquí se acabó todo, aquí se acabó mi marido y mi casa. Todo se lo llevó la tierra", sollozó Teresa con una mezcla de rabia y resignación mientras recogía, en compañía de sus hijas, unas pocas prendas de ropa salvadas del lodo.

Los restos de lo que era su casa quedaron cubiertos, al igual que los cuerpos de viajeros que se dirigían desde la amazónica ciudad de Lago Agrio hacia Quito y pararon en Quebrada Negra para protegerse de las lluvias y descansar.

Debido a lo agreste del lugar y la imposibilidad de ingresar con equipos pesados, el rescate se realizó en forma manual con la ayuda de picos, palas y azadas, y la participación inicial de apenas ocho policías. "Aquí, la cosa está difícil y no tenemos todos los equipos para trabajar antes de que haya nuevos deslizamientos. Además, es difícil saber cuántas personas estaban realmente aquí", dijo uno de los policías, mientras luchaba por extraer los cuerpos de la tierra.

"Creemos que no se van a poder recuperar (los cadáveres) (...) Varias personas se fueron por el río", afirmó Roddy Camino, director de socorro de la Cruz Roja.

Las intensas lluvias provocaron el desbordamiento de ríos en la Amazonia, destruyendo a su paso casas y cultivos, por lo que autoridades de las poblaciones afectadas solicitaron la declaratoria del estado de emergencia para que se asignen más recursos. Después del deslave en Quebrada Negra, la vía Papallacta-Baeza, que une la Amazonia con la región andina, continuó cerrada debido a la existencia de cerca de 12 derrumbes a lo largo de la carretera.

Según las últimas estimaciones de la Defensa Civil, 30 personas murieron, 20 estaban desaparecidas y cerca de 2.000 fueron evacuadas en todo el país debido a las inundaciones provocadas por las lluvias. Ecuador se encuentra en su período invernal, caracterizado por precipitaciones, pero en los últimos cinco días el nivel de lluvias sobrepasó en un 50 por ciento los parámetros normales, según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología.

Los residentes de Quebrada Negra, horas después de la tragedia, aún buscaban explicaciones para su desgracia. "Aquí siempre llueve fuerte, pero nunca tuvimos tantas muertes", dijo el morador Rodolfo Guagrilla que, al igual que sus pocos vecinos, abandonó su casa hasta "que la tierra y el cielo se calmen".

Uno de los deslaves por Papallacta rompió la tubería del Oleoducto Transecuatoriano, única vía de transporte de crudo del país, lo que obligó a suspender el bombeo el lunes. La reparación podría demorar hasta el lunes próximo, lo que provocaría pérdidas diarias por 2,4 millones de dólares, que podrían recuperarse en un lapso de tres meses, según la empresa petrolera estatal Petroecuador.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores