Putin y Kostunica acusan a Kosovo de alimentar tensiones en Balcanes

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo yugoslavo, Vojislav Kostunica acusaron este domingo en Belgrado a Kosovo de alimentar las tensiones en los Balcanes e instaron a la comunidad internacional a erradicar el extremismo en esta provincia.

17 de Junio de 2001 | 13:56 | Agencias
BELGRADO.- El presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo yugoslavo, Vojislav Kostunica acusaron este domingo en Belgrado a Kosovo de alimentar las tensiones en los Balcanes e instaron a la comunidad internacional a erradicar el extremismo en esta provincia.

Primer presidente ruso en viajar a la República Federal de Yugoslavia (RFY, Serbia y Montenegro) desde su creación en 1992, Putin consideró que la "principal fuente" de violencia regional "se encontraba en Kosovo".

Esta violencia es "ante todo" fruto del "extremismo y de la intolerancia religiosa y nacional", subrayó en una declaración a la prensa. "Tenemos que desarmar a los terroristas", agregó.

Más tarde, antes de tomar el avión de regreso a Moscú, Putin se declaró favorable a la organización de una conferencia sobre los Balcanes.

"Respaldamos esta idea (...), confiamos en el hecho de que las naciones de esta región se reunirán con el apoyo y la asistencia de la comunidad internacional para participar en esta cumbre", dijo.

Putin llegó en la noche del sábado a Belgrado y el domingo viajó a Kosovo para entrevistarse con los responsables internacionales de esta provincia de Serbia, poblada mayoritariamente por albaneses y bajo administración de la ONU desde junio de 1999.

El mandatario ruso recordó que sólo una estricta aplicación en Kosovo de la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU podía garantizar la estabilidad en la región.

"Sean cuáles sean nuestras dificultades, tenemos que hecer todo para aplicar esta resolución" que preconiza la instauración de una autonomía en el marco de la soberanía yugoslava, declaró ante Kostunica.

Por su parte, el presidente yugoslavo volvió a criticar la actitud de la comunidad internacional en Kosovo, donde, según él, los extremistas obligaron a 200.000 serbios y no albaneses a abandonar la región.

Para Kostunica, la persistencia del conflicto en Macedonia entre las fuerzas gubernamentales y la guerrilla albanesa del UCK, es la consecuencia de la incapacidad de la Fuerza Multinacional de la OTAN (KFOR) en impedir que los guerrileros utilicen a Kosovo como un santuario.

"Las numerosas y malas posiciones adoptadas (sobre Kosovo) por la comunidad internacional originaron la desestabilización de la región", declaró el presidente.

Según él, los "terroristas" albaneses amenazan "ahora" la región situada "al norte de Grecia" y los soldados de la KFOR no pudieron, hasta ahora, garantizar la seguridad en la provincia y el retorno de los refugiados".

En Kosovo, Putin se reunió con el administrador de la ONU, Hans Haekkerup, il jefe de la KFOR, general Thorstein Skiaker, y oficiales y soldados rusos.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores