Nuevos enfrentamientos ponen en peligro tregua en Medio Oriente

El alto al fuego acordado entre palestinos e israelíes se vio afectado este lunes tras la muerte de tres personas. Tanto Sharon como Arafat insisten en acusarse mutuamente de seguir fomentando la violencia en la zona.

18 de Junio de 2001 | 17:21 | DPA
JERUSALEN.- El precario alto el fuego entre israelíes y palestinos acordado hace seis días se vio amenazado este lunes por varios incidentes sangrientos que dejaron al menos tres personas muertas.

Con pocas horas de diferencia, extremistas palestinos dispararon y mataron a dos colonos israelíes. Uno de ellos falleció esta tarde, alcanzado por disparos efectuados desde un automóvil que circulaba en Jenin. La segunda muerte se produjo al este de la ciudad palestina de Tulkarem, cuando algunos vehículos se disponían a ingresar en el asentamiento judío de Einat y fueron atacados a tiros. Otro israelí resultó herido, informó la radio israelí citando a testigos.

A primeras horas de hoy extremistas palestinos mataron de un disparo a un motorista israelí e hirieron a su acompañante en el norte de Cisjordania. El incidente se produjo al sur del asentamiento judío de Homesh, en Nablús.

Entretanto, un joven que había recibido ayer un disparo en el abdomen murió hoy, según señalaron fuentes médicas del Hospital de Nasser en Khan Younis. Los galenos señalaron que Adel Qanan fue gravemente herido ayer en enfrentamientos con soldados israelíes al oeste del campo de refugiados de Khan Younis, cerca del asentamiento de Neveh Dekalim.

El hermano de Adel Qanan, Ibrahim, de 18 años, también perdió la vida hace cuatro meses en enfrentamientos con soldados israelíes en el campo de refugiados de Khan Younis

Un niño de 12 años murió y otros cinco resultaron heridos -entre ellos el niño que falleció hoy- ayer cuando un grupo de jóvenes palestinos tiraban piedras contra soldados israelíes cerca de Neveh Dekalim, quienes contestaron lanzando gases lacrimógenos y disparando balas de goma y municiones.

Al menos 460 palestinos, 114 israelíes y 13 árabe-israelíes fueron muertos desde el levantamiento palestino (Intifada) del año pasado contra la ocupación israelí en Cisjordania y la Franja de Gaza.

A más de dos semanas del atentado de Tel Aviv, que le costó la vida a 20 jóvenes israelíes, extremistas palestinos lanzaron la pasada noche en la Franja de Gaza dos granadas de mortero, y en la ciudad norteña israelí de Haifa la policía desactivó hoy cuatro artefactos explosivos de fabricación casera que se encontraban escondidos en una motocicleta, presumiblemente colocados por palestinos.

La radio palestina señaló que a últimas horas de hoy se dio inicio a una reunión entre funcionarios en seguridad israelíes y palestinos y representantes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense. En la reunión se tratará la implementación del alto el fuego, que fue propuesto la semana pasada por el director de la CIA, George Tenet.

Por su parte, el jefe del servicio secreto palestino, Dshibril Radschub, señaló que existe "un claro interés nacional" por parte de los palestinos de tranquilizar la situación en la región de Cisjordania y la Franja de Gaza.

En Amman, el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, advirtió hoy a Israel de que la situación es "extremadamente grave. La situación actual es muy peligrosa, y los esfuerzos internacionales deben continuar intensamente y lo más rápidamente posible para extinguir el fuego del conflicto y la confrontación antes de que todos nosotros alcancemos el punto en que nos sea imposible contro la situación", dijo en la reunión de los ministros del Exterior de la Liga Arabe celebrada hoy en la capital jordana para continuar con las resoluciones adoptadas por la conferencia que la Liga celebró también en Amman en marzo.

El líder palestino aseguró que el Informe Mitchell, junto con la iniciativa de paz egipcio-jordana, "representan el marco político (necesario) para revivir el proceso de paz. De todos modos, les dejamos claro a los enviados estadounidenses que no puede haber una separación entre acuerdos de seguridad y el marco político, que es lo que los israelíes están intentando hacer", continuó. "Consideramos el Informe Mitchell, las conclusiones de Sharm el Sheij, la iniciativa jordano-egipcia y las resoluciones internacionales relevantes un paquete de medidas", apuntó.

Entretanto, el Primer Ministro israelí, Ariel Sharon, aseguró que el "no conducirá a Israel a una guerra". Asimismo expresó su negativa ante las demandas de las fuerzas de ultraderecha de su país que habían exigido poner fin al conflicto mediante el Ejército.

La emisora del Ejército de Israel informó hoy que funcionarios de seguridad palestinos habían elaborado una "lista negra" con los nombres de presuntos activistas palestinos involucrados en atentados contra israelíes.

Hasta ahora, la ANP había rechazado rotundamente la exigencia israelí de detener a ciertos extremistas palestinos cuyos nombres figuraban en una lista presentado por Israel.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores