Alexis II llama a la unidad ortodoxa durante visita papal a Ucrania

El jefe de la Iglesia rusa pidió la unidad de los fieles ortodoxos de las ex repúblicas soviéticas de Belarús y Ucrania, al inaugurar en la ciudad de Brest la iglesia de Cristo resucitado, levantada para conmemorar la victoria de las fuerzas soviéticas contra el nazismo en 1945.

24 de Junio de 2001 | 12:10 | AFP
MINSK.- El patriarca ortodoxo Alexis II lanzó este domingo en Belarús un llamado a la unidad de los ortodoxos rusos, bielorrusos y ucranianos, tras haber advertido del posible deterioro de las relaciones con los católicos a causa de la visita del Papa a la vecina Ucrania.

El jefe de la Iglesia rusa pidió la unidad de los fieles ortodoxos de las ex repúblicas soviéticas de Belarús y Ucrania, al inaugurar en la ciudad de Brest la iglesia de Cristo resucitado, levantada para conmemorar la victoria de las fuerzas soviéticas contra el nazismo en 1945.

Esta ceremonia, que se desarrolló en presencia del Presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, fue aprovechada por Alexis II para lanzar un mensaje a la Iglesia católica, cuyo jefe Juan Pablo II efectúa desde el sábado una visita pastoral de cinco días a Ucrania. "Hoy nos separa una frontera y tratan de conducirnos al combate entre unos y otros, pero debemos hacer todo lo posible para ir adelante, de la mano", afirmó Alexis II.

La Iglesia ortodoxa acusa a la católica de proselitismo en Ucrania, de mayoría ortodoxa, así como de atizar las divisiones entre las diferentes confesiones cristianas de esta república. Las relaciones entre los ortodoxos fieles al patriarcado de Moscú y los "uniates" (greco-católicos) son especialmente tensas en Ucrania.

Alexis II expresó su deseo de que tras haber dado "el primer paso" hacia la unidad de los rusos y los bielorrusos, mediante la creación de la Unión Rusia-Bielorrusia en enero de 2000, los "hermanos ucranianos tomen conciencia del bienestar indiscutible que representa la noción de unidad", según citó la agencia de noticias Itar-Tass.

Durante su visita a Bielorrusia, Alexis II y el Presidente Lukashenko se desplazarán a la encrucijada de las fronteras bielorrusa, ucraniana y rusa para lanzar un llamamiento a la unidad espiritual de los tres "pueblos hermanos".

El patriarca ruso estará exactamente los mismos días en Belarús que Juan Pablo II en Ucrania, es decir hasta el 27 de junio. Alexis II advirtió el sábado que no querría que la visita del Papa "cerrase definitivamente las puertas a una mejora de nuestras relaciones. Pero podría ser el caso".

Este tono amenazante fue matizado este domingo por un portavoz de la Iglesia ortodoxa rusa que calificó de "buena señal" para el porvenir de las relaciones con Roma el perdón solicitado por Juan Pablo II a los ortodoxos por los "errores" de los católicos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores