Aumenta cifra de muertos por terremoto en el sur de Perú

Voceros de la Defensa Civil, informaron que se han reportado oficialmente 52 fallecidos, 36 desaparecidos, 963 heridos y más de 12.000 damnificados y que las ciudades más afectadas son las sureñas Arequipa, Moquegua y Tacna, donde edificios antiguos y casas de adobe se desplomaron y las comunicaciones telefónicas quedaron parcialmente interrumpidas.

24 de Junio de 2001 | 18:27 | AP
AREQUIPA, Perú.- El gobierno peruano incrementó este domingo la ayuda enviada a la zona sur del país, afectada por un fuerte sismo de 6,9 grados de magnitud, que ha dejado hasta el momento 52 muertos, más de 900 heridos y miles de damnificados.

Juan Carlos Portocarrero, vocero de Defensa Civil, informó a la AP que se han reportado oficialmente 52 fallecidos, 36 desaparecidos, 963 heridos y más de 12.000 damnificados. Las ciudades más afectadas son las sureñas Arequipa, Moquegua y Tacna, donde edificios antiguos y casas de adobe se desplomaron y las comunicaciones telefónicas quedaron parcialmente interrumpidas.

También la ciudad andina de Ayacucho sufrió las consecuencias del movimiento telúrico, resultando allí heridas 202 personas y damnificadas 250.

La defensa civil dispuso el envío esta mañana de tres aviones de carga con alimentos, medicinas y abrigo a las ciudades de Moquegua y Tacna. Anoche se enviaron otros dos aviones. "Se está concretando que más aviones con ayuda humanitaria salgan próximamente a Moquegua. Se ha instalado inclusive un hospital de emergencia en Moquegua que ha sido transportado por vía aérea", dijo Portocarrero a la AP.

En Moquegua, ciudad costera a 930 kilómetros al sudeste de Lima, se han contado 10.190 personas damnificadas, según los reportes de defensa civil. El Presidente Valentín Paniagua, quien viajó al sur para hacer una inspección de los daños, pidió este mediodía tranquilidad y orden a las poblaciones afectadas para que se puedan cumplir eficazmente las acciones de ayuda.

"Yo pido comprensión a la población. Están aquí los más importantes responsables de todos los sectores. Están dispuestos naturalmente a adoptar todas las medidas que sean necesarias a fin de que esta ayuda llegue prontamente", declaró Paniagua en rueda de prensa en el aeropuerto de Tacna.

En tanto, el Presidente electo Alejandro Toledo se encontraba en Arequipa haciendo un recorrido de inspección tras suspender un viaje que iba a realizar a Estados Unidos y Europa para buscar asistencia económica. "Estoy coordinando en detalle con el Presidente Valentín Paniagua. Vamos a ver en el terreno la magnitud de los desastres", declaró a reporteros.

El sismo ocurrió el sábado a las 15.33 hora local (20.33 GMT) y tuvo su epicentro en el Océano Pacífico, a 82 kilómetros al noroeste del pueblo de Ocoña en Arequipa, y a 33 kilómetros de profundidad, según el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

El IGP estimó en 6,9 grados la magnitud del sismo, pero el Centro Nacional de Información de Terremotos del Instituto Geológico de Estados Unidos, dijo que fue de 7,9 grados. El zona sur continuaba siendo remecida por hasta 106 réplicas del sismo, dijo a la AP el Instituto Geofísico.

Evangelina Yamoc, de 70 años, lloró mirando su casa semiderruida en Arequipa. "Si yo hubiera estado acá, hubiera muerto aplastada", dice señalando su dormitorio, cuyo techo se desplomó.

En todo el departamento de Arequipa, Defensa Civil reportó 28 muertos, 28 desaparecidos y 399 heridos. Arequipa, fundada por conquistadores españoles en 1540, es la segunda ciudad más importante del Perú y fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco el año pasado. La caracterizan numerosos edificios coloniales, construidos con "sillar", una roca de origen volcánico y color blanquecino, por la que es conocida como la "Ciudad Blanca".

Su Catedral quedó seriamente dañada por el terremoto, al desprenderse y hacerse añicos su torre izquierda, mientras la derecha amenaza con correr la misma suerte. También el histórico Monasterio de Santa Catalina sufrió daños, al desplomarse parte de uno de sus muros, según informó Luis Sardón, director del Instituto Nacional de Cultura.

En la costera Camaná, la onda sísmica provocó una marejada que ingresó un kilómetro en tierra arrasando casas y cientos de hectáreas de cultivos. Dos personas murieron y 20 están desaparecidas, según Defensa Civil.

El médico Neri Medina Quispe, jefe de guardia del Hospital de Camaná, informó a Radioprogramas que en ese centro de atención se recibieron 14 fallecidos por ahogamiento, entre ellos algunos niños, y que han atendido a más de 30 heridos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores