Israel denuncia infiltración de Osama Bin Laden en extremismo palestino

Benjamin Ben-Eliezer, ministro de Defensa israelí, denunció este lunes que el terrorista saudita Osama Bin Laden está tratando de establecer una red dedicada al extremismo en la zona, con el objeto de atacar los intereses del estado judío.

25 de Junio de 2001 | 11:10 | Agencias
JERUSALEN.- El ministro de Defensa de Israel, Benjamin Ben-Eliezer, dijo este lunes que el disidente exiliado saudita Osama Bin Laden está tratando de establecer una red extremista en el estado judío.

Ben-Eliezer hizo la advertencia mientras Israel y los palestinos iniciaban el doceavo día de un frágil cese el fuego, con el que se busca poner fin a nueve meses de enfrentamientos que han causado la muerte de unas 600 personas.

Bin Laden ha sido acusado de las explosiones con bomba en las embajadas estadounidenses de Kenya y Tanzania en 1998, en las que murieron 224 personas y más de 4.000 resultaron heridas.

El ministro israelí indicó que Bin Laden está "tratando muy fuertemente de penetrar en Israel a través de los residentes locales y con personas que pretende enviar de diferentes maneras para que ingresen con el objetivo de crear una infraestructura aquí en este país. También planean atacar blancos estadounidenses y europeos", dijo a una conferencia de la Agencia Judía en Jerusalén.

Funcionarios estadounidenses indicaron el viernes que las fuerzas en el Golfo se encuentran bajo "Condición de Amenaza Delta", su más alto nivel de estado de alerta, debido a una amenaza no específica, pero fidedigna vinculada a Bin Laden.

La principal amenaza a la tregua, mediada por Estados Unidos, es el continuo aunque drásticamente reducido nivel de violencia desde el 13 de junio. Desde que ambas partes aceptaron la tregua, han muerto ocho palestinos y seis israelíes.

Tanto israelíes como palestinos se acusan mutuamente de violaciones frecuentes al alto el fuego. El Primer Ministro Ariel Sharon, quien viajó el domingo a Estados Unidos, se entrevistará el martes con el Presidente George W. Bush, y se espera que ratifique su posición de que la violencia debe terminar, y que después debe haber un periodo de enfriamiento de por lo menos seis semanas, antes de que se adopte la segunda fase del plan de tregua, encaminada a crear confianza.

Sharon llegó a Nueva York poco después de que el alto el fuego auspiciado por Estados Unidos sufriera otro revés con la muerte de un palestino en Cisjordania. Osama Jawabreh, de 29 años, murió a causa de una explosión en la ciudad cisjordana de Naplusa mientras usaba un teléfono público.

Sharon hizo una escala en Londres para dialogar con Tony Blair e indicó que había dicho al Premier británico que "debe incrementarse la presión sobre (Yasser) Arafat para evitar el terror, porque no podemos lograr la paz a menos que haya completa tranquilidad".

Los palestinos, en tanto, calificaron la muerte de Jawabreh como un asesinato cometido por israelíes. Portavoces de la facción Al Fatah, del Presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, acusaron de inmediato a Israel de la explosión, pero el ejército israelí negó todo tipo de comentario sobre el incidente.

El ministro de Relaciones Exteriores, Shimón Pérez, dijo a la televisión israelí: "No sé de ninguna conexión entre nosotros y eso (la explosión)".

Miles de palestinos asistieron al funeral de Jawabreh en Naplusa el lunes, entonando "Allahu Akhbar" (Dios es Grande) y pidiendo venganza.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores