Detención de Montesinos podría traer serios problemas a más de alguien en Perú

Tras la detención del ex asesor de inteliegencia y cabecilla de una extendida red de corrupción, Vladimiro Montesinos, varios miembros de la sociedad civil y militar peruana podrían verse envuelto en serios problemas, toda vez que el polémico brazo derecho de Fujimori deberá declarar en las causas de irregulariades por las que se le acusa.

25 de Junio de 2001 | 15:28 | AFP
LIMA.- La captura del ex jefe de los servicios secretos de Perú, Vladimiro Montesinos, provocó un sismo en el país porque sus declaraciones no sólo desbaratarían la red mafiosa que montó en la década del Presidente Alberto Fujimori, sino porque podrían poner al descubierto a muchos personajes que hasta el momento están en el anonimato.

El temor de que el ex asesor presidencial informe de manera detallada a sus interrogadores y al Poder Judicial sobre la forma en que tejió su red y quiénes participaron en ella debió poner con los pelos de punta a más de un militar, empresario, político y hasta a bandas de narcotraficantes.

Fujimori, refugiado en Japón desde noviembre del año pasado, sería el principal blanco de los destapes que echarían por tierra toda la argumentación del ex Mandatario que siempre ha afirmado que no sabía nada de los malos manejos de su brazo derecho en el Gobierno.

En el caso de Fujimori, a las autoridades judiciales les interesa conocer si el ex Presidente de Perú (1990-2000) tenía conocimiento de las violaciones de derechos humanos que se cometieron durante su período y también sobre su participación en la la red de corrupción que se extendió a todos los sectores de la sociedad peruana.

Si se comprueba que Fujimori sabía al detalle -conforme asegura una comisión del Congreso- de los asesinatos de 15 personas en un barrio pobre en Lima en 1991 y de nueve estudiantes y un profesor en la Universidad La Cantuta en 1992, se le acusaría de crímenes de lesa humanidad y se pediría su extradición del Japón.

El Presidente electo Alejando Toledo, quien asumirá el próximo 28 de julio, ya expresó su esperanza de que la captura contribuya a traer de vuelta al país al ex jefe de Estado. En el sector militar, se recuerda que diversos oficiales fueron sumisos a los planes y operativos del ex jefe de los servicios de inteligencia.

Tras la fuga de Montesinos de Perú en octubre pasado, la destitución de Fujimori de su cargo presidencial en noviembre y la consecuente proclamación del legislador Valentín Paniagua como jefe del gobierno de transición, unos 13 altos oficiales fueron arrestados, entre ellos tres ex jefe de las Fuerzas Armadas.

Pero existen otros oficiales que la prensa ha sindicado como presuntos miembros de la mafia montesinista y que estarían involucrados en delito de tráfico de armas. Uno de los que podría estar atento a la evolución del caso es el actual presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general del aire Miguel Medina Ramos, a quien una comisión parlamentaria denunció por falsear documentos en la compra de tres aviones MIG-29 a Rusia durante el régimen fujimorista.

El temor tomó cuerpo también en los sectores empresariales que han sentido la presencia del ex asesor de Fujimori como un tsunami. Ello porque en las investigaciones y en la exhibición de los 'vladivideos' se ha visto a muchos de ellos, incluso prominentes figuras de la banca, desfilando por las oficinas del Servicio de Inteligencia Nacional, que controlaba el ex asesor a su antojo, solicitando beneficios y algunos hasta recibiendo grandes cantidades de dinero.

Según Nelly Calderón, Fiscal de la Nación, Montesinos guardó gran parte del dinero de operaciones ilegales en bancos nacionales, por lo que algunos banqueros serán llamados al Poder Judicial. En el terreno político, las declaraciones de Montesinos permitirían identificar a los legisladores que recibieron sumas de dinero o beneficios para pasar a las filas fujimoristas, como lo mostró el video cuya proyección en setiembre pasado desencadenó la crisis que acabó con el régimen fujimorista, donde se ve a Montesinos entregando 15.000 dólares a Alberto Kouri, congresista de oposición.

Además, se podrá conocer a otros políticos, quizás de oposición, que también estuvieron vinculados a la red de Montesinos. Semanas atrás un video descubrió que el ex secretario general del socialdemócrata Partido Aprista, Agustín Mantilla, recibió dinero del ex asesor.

Asimismo, el legislador de oposición Ernesto Gamarra se encuentra preso en un penal acusado de haber recibido soborno de la mafia montesinista. Las declaraciones del ex hombre fuerte del fujimorismo podrían también dar luces sobre las organizaciones de narcotraficantes que operan en el país. Uno de los cargos que se esgrimen contra Montesinos es el de narcotráfico y lavado de dinero procedente de esa actividad ilegal.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores