Miles de peregrinos recibieron al Papa en su tercer día de viaje por Ucrania

Centenares de niños vestidos con trajes regionales recibieron al Pontífice en el aeropuerto de Lviv y el recorrido hasta el centro de la ciudad fue apoteósico con decenas de miles de personas agolpados a ambos lados de las calles acogiendo con banderitas en mano, palmas y saludos al Obispo de Roma.

25 de Junio de 2001 | 15:42 | Agencias
LVIV, Ucrania.- Decenas de miles de personas aclamaron este lunes por las calles de Lviv, la capital del catolicismo ucraniano, a Juan Pablo II, que llegó a última hora de la tarde y nada más pisar tierra se dirigió a rezar a la catedral de San Jorge, de los católicos de rito oriental.

Centenares de niños vestidos con trajes regionales recibieron al Pontífice en el aeropuerto y el recorrido hasta el centro de Lviv fue apoteósico con decenas de miles de personas agolpados a ambos lados de las calles acogiendo con banderitas en mano, palmas y saludos al Obispo de Roma.

Juan Pablo II hizo el recorrido en el "papamóvil". La acogida de hoy contrastó con la austeridad con la que fue recibido en Kiev, la capital ucraniana.

A las personas que le aclamaron en Lviv se las veía felices. Había familias enteras y, sobre todo, muchos jóvenes y niños. Policías locales aseguraron que prácticamente todas las casas de la ciudad estaban vacías, ya que los vecinos se habían echado a la calles.

Además de banderitas, algunos también llevaban estandartes con imágenes sagradas y pancartas en las que le daban la bienvenida. Juan Pablo II, quien ya en varias ocasiones dijo que no veía el momento de ir a Lviv, oró también hoy -lo que no estaba previsto- en la iglesia de los armenios.

El cristianismo se difundió hace 1.700 años en Armenia, país que Juan Pablo II tiene previsto visitar en septiembre. Tras orar en los dos templos, el Papa Wojtyla se trasladó al Palacio de San Jorge, sede del arzobispo mayor de Lviv de los Ucranianos (los de rito oriental, conocidos como "uniatas"), el cardenal Lubomyr Husar, y que será su sede durante los tres días de estancia.

Juan Pablo II celebrará maána una misa por el rito latino en el hipódromo de Lviv, en la que beatificará al arzobispo de la Leopoli de los Latinos, Jozef Bilczdowski (1880-1923) y a Zygmunt Gorazdowski (1845-1920), fundador de la Congregación de las Hermanas Jozefitki.

El miércoles, en el mismo lugar, presidirá una misa por el rito bizantino, durante la que beatificará a 25 mártires de la represión comunista en la postsoviética Ucrania.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores