Seis jueces cumplieron con interrogatorio a Montesinos

Desde la llegada a Lima este lunes procedente de Venezuela, Vladimiro Montesinos se encuentra detenido en una celda en el sotano del Ministerio de Justicia peruano, donde esta tarde fue interrogado por seis jueces sobre su participación en delitos de violación a los derechos humanos, corrupción y enriquecimeinto ilícito, entre otras acusaciones que pesan en su contra.

25 de Junio de 2001 | 18:31 | ANSA
LIMA.- Jueces y fiscales anticorrupción cumplieron con el interrogatorio a Vladimiro Montesinos, el cabecilla de la organización criminal que él mismo dirigió desde las más altas esferas del poder durante el gobierno del destituido ex Presidente Alberto Fujimori.

Montesinos, de 55 años, fue sometido al interrogatorio en una sala de la Carceleta Judicial de Lima, en los sótanos del Palacio de Justicia, que desde el mediodía se convirtió en una zona de alta seguridad con la presencia de al menos 400 agentes fuertemente armados.

El ex asesor y hombre fuerte del régimen de Fujimori llegó esta mañana desde Caracas, Venezuela, donde fue detenido tras permanecer ocho meses en la clandestindad desde su fuga, en un velero, desde el vecino puerto peruano de El Callao.

Médicos legistas comprobaron que Montesinos está en perfectas condiciones físicas y mentales y que no registra huellas de maltratos.

Fuentes judiciales confirmaron esta tarde que Montesinos por momentos mostraba cierta "soberbia" y hasta seguridad de que su caso podría ser considerado dentro de los anales de juicios de la historia.

Montesinos, ex capitán expulsado en 1977 del ejército tras una investigación por supuesta traición a la patria, también era considerado un eficiente agente de la Central de Inteligencia Americana (CIA), a la cual sirvió en varios periodos de su vida como militar, abogado y asesor de inteligencia.

Cuando Fujimori lo convirtió en su hombre fuerte del régimen, inició una meteórica carrera hacia la cúspide del poder, logrando dominio prácticamente total en todos los estamentos del Estado, en las distintas instancias nacionales. Con arrogancia se permitió "comprar conciencias" a varios propietarios de medios de comunicación.

La situación jurídica de Montesinos es sumamente complicada, opinaron abogados como Luis Lamas Puccio, quien consideró que el controvertido personaje podría ser condenado a cadena perpetua. Artífice de la lucha contra el terrorismo -según Fujimori- hoy debe enfrentarse a la justicia por numerosos delitos, pero los más graves están vinculados con la violación a los derechos humanos.

Investigadores peruanos creen que Montesinos no dudaría un momento para asestar un golpe a Fujimori, a quien acusaría de ser el cabecilla de la organización criminal que dominó el poder y que desató la mayor ola de corrupción que recuerde la historia de Perú. Distintas fuentes indican que durante el imperio de Fujimori y Montesinos se produjo el latrocinio de más de 4.000 millones de dólares, dinero del Estado que se utilizó, entre otros negociados, para compras fraudulentas de armamento para las fuerzas armadas.

Hasta el momento medio millar de civiles y militares que pertenecieron a los niveles más encumbrados del poder se encuentran presos o sometidos a severas investigaciones por su vinculación con la organización criminal de Montesinos. Mientras permanezca en la carceleta las autoridades están preparando, según se informó, un ambiente de máxima seguridad para que Montesinos sea recluido hasta que se inicie el juicio oral.

Sobre el asesor pesan al menos 100 denuncias penales por la comisión de delitos, entre ellos tráfico de armas, tráfico de influencia, narcotráfico, lavado de dinero, extorsión, chantaje, peculado, malversación y graves acusaciones por violación a los derechos humanos.

Montesinos se erigió desde 1990 en el hombre de mayor cercanía personal con Fujimori, a quien en muchas ocasiones defendió de denuncias sobre adulteración del patrimonio personal. A lo largo de los últimos años y en especial a partir del golpe de Estado del 5 de abril de 1992, Montesinos alcanzó una extraordinaria capacidad de dominio en las esferas políticas, militares y económicas financieras.

Muchos temían al polémico agente al punto que preferían someterse a su desmesurado poder y aplaudir muchas de sus decisiones, la mayor parte en contra del sistema democrático.

Fujimori es acusado de ser "socio" de Montesinos y de haber participado en complicidad en la comisión de delitos graves, principalmente vinculados a corrupción y violación de los derechos humanos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores