Tras reunión con Sharon, Bush espera avances en proceso de paz en M.Oriente

Con esta segunda reunión en la Casa Blanca, Estados Unidos retoma el liderazgo diplomático para resolver el conflicto entre israelíes y palestinos que el mismo Bush prefirió poner a un lado al inicio de su presidencia, en favor del diálogo directo entre las partes.

26 de Junio de 2001 | 18:07 | EFE
WASHINGTON.- El Presidente de EE.UU., George W. Bush, se mostró este martes esperanzado respecto a la posibilidad de lograr la paz en Oriente Medio, pese al firme rechazo del Primer Ministro de Israel, Ariel Sharon, a negociar con los palestinos mientras continúe la violencia.

Bush dio la bienvenida a Sharon, en su segunda visita a la Casa Blanca en tres meses, subrayando que "la ferviente esperanza de Estados Unidos es que haya paz en Oriente Medio". Pero Sharon, desafiante, reiteró que "Israel está comprometido a la paz" y que su país "no negocia bajo el fuego ni tampoco bajo el terror", aunque sí quiere que se mantenga la frágil tregua lograda hace dos semanas con la mediación estadounidense.

Con esta entrevista, EE.UU. retoma el liderazgo diplomático para resolver el conflicto entre israelíes y palestinos que Bush prefirió poner a un lado al inicio de su presidencia, en favor del diálogo directo entre las partes.

Sin embargo, la realidad de la región ha llevado a Bush a plantear la labor mediadora de EE.UU. en términos similares a los que criticó en Bill Clinton durante su campaña electoral. Su objetivo hoy es convencer a Sharon de que es necesario que rebaje la dureza de las condiciones que exige para dar un paso adelante en la puesta en marcha de las recomendaciones del Comité Internacional dirigido por el ex senador demócrata George Mitchell para rebajar el nivel de violencia.

"Todos tenemos que trabajar para romper el ciclo de violencia de manera que empiece el proceso de entrada en vigor del acuerdo Mitchell", dijo Bush poco antes de comenzar su reunión con Sharon. Insistió en que "el ciclo de violencia tiene que romperse. Quiero analizar con el primer ministro lo que es realista y lo que es posible, pero los dos creemos que con un nuevo esfuerzo de ambas partes el ciclo de violencia puede acabar".

Sharon, por su parte, renovó el compromiso israelí con esas recomendaciones, así como con las fórmulas propuestas por el director de la CIA, George Tenet, para lograr el alto el fuego. Según esos planes de pacificación, tras el cese de la violencia, comenzaría un "período de enfriamiento" en torno a seis semanas, en el que las partes tendrían que tomar las medidas adecuadas para recrear el clima de confianza que perdieron hace nueve meses al empezar la segunda "Intifada" o levantamiento palestino, para después reanudar las negociaciones del proceso de paz.

"Israel tiene la voluntad de continuar, pero primero tiene que haber un cese total de hostilidades, del terror y de la incitación. Si así ocurre, yo estoy plenamente convencido de que tendremos paz en Oriente Medio", afirmó Sharon.

La violencia diaria, aunque de menor nivel que en los días previos a la tregua, representa una amenaza a las posibilidades de que las partes puedan sentarse a negociar esas medidas de confianza previstas por Mitchell y Tenet. El Presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat -que todavía no se ha reunido con Bush- y otros líderes palestinos, consideran que Israel ha violado esa tregua tras el atentado del domingo contra Osama Jawabri, de 28 años y dirigente del grupo Al Fatah que murió en Naplusa al explotar la cabina de teléfono que estaba usando.

Bush, en un tono más optimista que su interlocutor, admitió no obstante que "pese a la frustración generada por la violencia", se "han hecho progresos" y que se puede avanzar a partir de ahí.

"Por eso el secretario de Estado (Colin Powell) viaja esta noche a la región, para intentar avanzar en el proceso y que la paz sea más real", dijo Bush. Más escéptico, Sharon, deseó "buena suerte" a Powell en su misión a Oriente Medio, que calificó como "un gran esfuerzo de Estados Unidos por llevar la paz y la seguridad" a esa región.

El portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher, dijo hoy que el objetivo de ese viaje es "revisar la situación" tras los compromisos sobre los planes Mitchell y Tenet, y la declaración del alto el fuego.

Insistió en que "es un buen momento para evaluar la situación, hablar con los líderes sobre lo que han hecho y lo que necesitan seguir haciendo para seguir adelante con la plena puesta en marcha del plan Mitchell".

Powell se reunirá mañana, miércoles, en El Cairo con el Presidente de Egipto, Hosni Mubarak, el jueves con Sharon y Arafat, y el viernes en Amás con el rey Abdalá de Jordania. Después viajará a París para reunirse con el príncipe heredero de Arabia Saudí.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores