Perú llama a embajador en Japón por situación de Fujimori

El jefe del gabinete peruano, Javier Pérez de Cuéllar -de gira con el Presidente electo Alejandro Toledo en Washington- dijo que era una práctica diplomática normal llamar a los embajadores para que informen sobre la situación y que el embajador Luis Macchiavello regresará a Japón en una semana.

27 de Junio de 2001 | 18:10 | Reuters
WASHINGTON.- El ejecutivo peruano llamó a su embajador en Japón a Lima para consultas sobre la situación en torno a la entrega del destituido ex Presidente Alberto Fujimori, dijo este miércoles el primer ministro peruano, Javier Pérez de Cuéllar.

El funcionario agregó que era una práctica diplomática normal llamar a los embajadores para que informen sobre la situación y que el embajador Luis Macchiavello regresará a Japón en una semana. "Es la cosa más normal del mundo. En este caso, como nosotros estamos interesados en el asunto de la transferencia del señor Fujimori al Perú, es para que nos informe cómo está la actividad al respecto", dijo a la prensa Pérez de Cuéllar, quien acompaña al Presidente electo Alejandro Toledo en su visita a Washington.

Pérez de Cuéllar, ex secretario general de las Naciones Unidas, subrayó que Perú tiene el mayor interés en preservar las buenas relaciones con Japón, las que se han vuelto algo tensas por los crecientes pedidos de que Fujimori sea devuelto para ser enjuiciado por casos de corrupción.

El ex Mandatario se fugó a Japón, país de sus padres, en noviembre pasado, cuando su gobierno de una década se desmoronó por un escándalo político en torno a su cuestionada reelección y el supuesto pago de sobornos por su brazo derecho, Vladimiro Montesinos.

La captura del tenebroso ex asesor de inteligencia en Caracas y su entrega el lunes a Perú, donde enfrenta cargos de corrupción, contrabando de armas y violación a los derechos humanos, aumentó los pedidos de extradición de Fujimori.

Japón, que no suele extraditar a sus ciudadanos, se ha negado a contemplar la posibilidad de entregar a Fujimori, a quien le reconoce la nacionalidad japonesa adquirida de sus padres.

Otro problema es que no existe un tratado de extradición entre Perú y Japón.

No obstante, Toledo dijo el miércoles que espera que Japón colabore en la entrega de Fujimori y hará gestiones cuando asuma el 28 de julio para pedir la extradición del ex presidente. "En nuestro gobierno mantendremos una relación cordial, de altura y de mutuo respeto con Japón", dijo Toledo a la salida de una reunión en la sede del Fondo Monetario Internacional.

"Pero haremos las gestiones para que Fujimori puede ser extraditado a Perú. A mi me cuesta trabajo pensar que el Japón pudiera ser cómplice de la impunidad de Fujimori", dijo. "Yo espero que tengamos una relación de altura, de mutuo respeto, de estado a estado. Necesitamos las inversiones japonesas en Perú y necesitamos incrementar los niveles de comercio con el Japón", precisó.

Toledo partió a Madrid luego de una visita de dos días a Washington en que se reunió el martes con el Presidente George W. Bush.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores