Argentina: Central obrera pide mejores salarios y subsidio a desempleados

La petición de la Confederación General del Trabajo (CGT), el ala del movimiento obrero que se mostró como la menos combativa en los últimos años, se conoció después de que el Gobierno recibiera informes sobre un aumento en el grado de conflicto social.

27 de Junio de 2001 | 20:27 | EFE
BUENOS AIRES.- La mayor central obrera argentina pidió hoy un aumento de los salarios mínimos, subsidios para los jefes de familia sin empleo y un período de tres años sin despidos de trabajadores, entre otras medidas de alivio para las clases baja y media.

La petición de la Confederación General del Trabajo (CGT), el ala del movimiento obrero que se mostró como la menos combativa en los últimos años, se conoció después de que el Gobierno recibiera informes sobre un aumento en el grado de conflicto social.

También coincide con un llamamiento de la administración de Fernando de la Rúa a negociaciones de nuevos convenios colectivos de trabajo en todas las ramas de la actividad económica.

La CGT, que lidera Rodolfo Daer, pidió una "gran paritaria nacional" que incluya un acuerdo para que el salario mínimo del trabajador sea de 500 pesos (igual a dólares).

También reclamó un subsidio de 250 pesos para los jefes de familia sin trabajo, la eliminación del cobro de peajes en las carreteras, una eliminación de los impuestos al consumo de productos masivos y una baja en los precios de los servicios públicos.

La propuesta de la central sindical, una de las tres de importancia que hay en el país, se completa con una idea para que sean "congelados" los despidos de obreros por un plazo de tres años.

Estas ideas fueron presentadas por Daer al cabo de una reunión del Consejo Directivo de la CGT, que se declaró en "sesión permanente".

El sindicalista acusó al Gobierno de haber "cedido" frente a las exigencias de los organismos internacionales de crédito y advirtió que analizará la posibilidad de organizar medidas de fuerza en caso de que sus demandas no sean consideradas.

La prensa argentina comentó esta semana que un informe atribuido a la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) ha detectado 110 zonas del país en las que pueden estallar conflictos sociales.

Hace dos semanas, dos civiles murieron alcanzados por balas durante un enfrentamiento entre obreros y agentes de la Gendarmería Nacional (policía de fronteras) en la ciudad de general Mosconi, unos 1.600 kilómetros al norte de Buenos Aires.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores