Vicepresidente norteamericano será intervenido para implantarle un marcapasos

Conciente de su historial de enfermedades cardíacas, que ya le han provocado cuatro ataques al corazón, el vicepresidente norteamericano, Dick Cheney, anunció este viernes en la Casa Blanca que mañana será intervenido para implantarse un marcapasos que le permitirá suplir las deficiencias coronarias.

29 de Junio de 2001 | 12:03 | Reuters
WASHINGTON.- El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, confesó este viernes que prevé que el fin de semana le colocarán un marcapasos para corregir un problema de arritmia cardíaca.

Cheney indicó que considera el procedimiento una "póliza de seguro" contra sus antecedentes de enfermedades cardíacas.

El vicepresidente, de 60 años, hizo una aparición repentina en la sala de prensa de la Casa Blanca para anunciar que será sometido a exámenes médicos mañana sábado, lo cual es muy posible que resulte en que le implanten el dispositivo, al cual se refirió como un "marcapasos plus".

"Veo esto como una póliza de seguros que tal vez nunca se necesite, pero si eso ocurre, entonces obviamente lo más correcto es tenerlo implantado", dijo Cheney, quien ha tenido cuatro ataques cardíacos desde 1978, el más reciente en noviembre del año pasado.

El vicepresidente dijo que decidió anunciar el procedimiento para evitar especulaciones e información errónea sobre su salud. Previamente, el personero ha sido sometido a exámenes y procedimientos sin que se notificara por adelantado. "Además creí que es importante informar porque obviamente hay un gran interés, por razones entendibles, en la salud del vicepresidente", dijo Cheney, quien lucía optimista.

Agregó que comunicó al Presidente George W. Bush el martes que sería sometido a exámenes y que probablemente necesitaría el implante del marcapasos. Cheney dijo que Bush "recomendó plenamente" que se sometiera a los exámenes. El vicepresidente recalcó que no duda de su capacidad para seguir en ejercicio de su cargo.

"No tengo dudas a largo plazo, los médicos me han asegurado que no hay razón para que el procedimiento o el dispositivo que me van a colocar inhiban en cualquier forma mi capacidad para desempeñare como vicepresidente", indicó.

Cheney agregó que ha vivido con la enfermedad coronaria por casi un cuarto de siglo y que si los médicos concluyeran que no podía desempeñar su cargo, "obviamente yo sería el primero en salir a decirlo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores