Milosevic se presentará sin abogados a primera sesión en Tribunal de La Haya

En una actitud desafiante de la justicia internacional, el ex presidente de Yugoslavia, Slobodan Milosevic, anunció este lunes que se presentará sin abogados mañana martes al Tribunal de La Haya cuando acuda a la sesión donde se le leerán los cargos por los que se le considera un criminal de guerra.

02 de Julio de 2001 | 17:13 | Reuters
LA HAYA, Holanda.- El ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic no reconoce al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia y comparecerá mañana a la lectura de los cargos en su contras sin letrados que lo representen.

Dos de sus abogados, Zdenko Tomanovic y Dragan Krgovic, dijeron esta noche que asistirán a la primera comparecencia de Milosevic ante el Tribunal "como parte del público".

Los defensores dijeron que el ex presidente yugoslavo, que ha estudiado abogacía, "probablemete se defenderá a sí mismo", pero no quisieron precisar si esto sucederá tan sólo durante su primera comparecencia en La Haya.

Tomanovic declaró que Milosevic "dirá si quiere ser defendido por un abogado o no".

Su asistencia en solitario ante la Corte Penal Internacional (CPI) sería una señal de desacato a sus acusadores y lleva a cuestionarse si finalmente aparecerá ante el tribunal.

Cinco días después de que Belgrado lo entregase, el depuesto presidente cuyos 13 años en el poder estuvieron marcados por el desmembramiento de Yugoslavia y el derramamiento de sangre en los Balcanes, tenía previsto presentarse ante el tribunal por primera vez el martes a las 10.00 hora local (08.00 GMT).

En la breve audiencia, tras leérsele los cuatro cargos en su contra, el magistrado británico Richard May le pedirá declarar si se considera culpable o inocente de esos cargos.

El primer jefe de Estado en ser procesado por crímenes de guerra cometidos mientras estuvo en el cargo, rechazará probablemente todas las acusaciones de delitos contra la humanidad por la persecusión étnica serbia en Kosovo en 1999.

El portavoz de la CPI, Jim Landale, dijo a Reuters que Milosevic había dicho que no quería la representación de su abogado. Si se niega a presentarse ante la corte, dependerá del juez May decidir si lo fuerza a hacerlo.

"Nos ha indicado que no quiere representación legal cuando aparezca mañana ante la corte", dijo Landale, añadiendo que el tribunal no recomendaba esa actitud y apuntó que aún había tiempo para que cambie de opinión.

El abogado Zdenko Tomanovic pasó más de dos horas hablando con Milosevic en el centro penitenciario de la ONU en Scheveningen. Después, hizo pocos comentarios, más allá de decir que su cliente estaba en "muy buen" estado de salud y prometió un comunicado posterior.

Tomanovic y un segundo abogado volaron a La Haya desde Belgrado a primera hora de la mañana, pero pasaron buena parte del día esperando tras un retraso inicial causado por la pérdida del equipaje que le habían traído a Milosevic.

El depuesto dirigente, que permanece aislado de otros 38 sospechosos de crímenes de guerra, no había tenido visitas previas desde que fue entregado a la ONU, el pasado jueves. Aunque Milosevic, que ha dicho que no reconoce al tribunal, permaneciera en silencio o se negara a presentarse, el caso seguiría adelante, dijeron las autoridades judiciales.

Su juicio no comenzaría hasta el próximo año.

Milosevic considera al tribunal, establecido en 1993 para juzgar los actos de limpieza étnica en los Balcanes, como una herramienta de las fuerzas de la OTAN que bombardearon Yugoslavia durante la guerra de Kosovo, en 1999.

Los periódicos de Belgrado recogieron el lunes que Milosevic y su esposa estaban considerando contratar a abogados extranjeros. A pesar de la atracción que puede despertar, Milosevic puede no ser un cliente fácil. "Será muy difícil defender a una persona que se ve de una forma especial y como una figura histórica y que, por sí mismo y junto con su esposa, interfiera en que la defensa decida la mejor estrategia", dijo un abogado de Belgrado.

Varios miles de seguidores de Milosevic manifestaron el lunes en Belgrado, pero el número fue bastante inferior al de los cientos de miles que festejaron su llegada al poder.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores