Gobierno argentino rechazará extraditar a ex torturador a Italia

Amparados en el principio de territorialidad de las leyes, el ministro de Defensa argentino, Horacio Jaunarena, adelantó que el gobierno del Presidente De la Rúa rechaza tajantemente la extradición a Italia del ex marino y uno de los principales torturadores del gobierno militar trasandino que condujo el país entre 1976 y 1983, Alfredo Astiz.

03 de Julio de 2001 | 12:28 | Reuters
BUENOS AIRES.- El gobierno argentino dijo este martes que rechazará la extradición a Italia del ex marino Alfredo Astiz, uno de los torturadores emblemáticos del gobierno militar, detenido recientemente por la desaparición de tres italianos.

El ex capitán de navío, apodado el "angel de la muerte" debido a que detrás de una atractiva apariencia se encondía uno de los represores más sádicos del gobierno militar que gobernó el país entre 1976-1983, se entregó el domingo a la justicia argentina luego de que un tribunal italiano solicitara su captura a Interpol.

Astiz está acusado del secuestro y desaparición de tres ciudadanos de origen italiano, un delito por el que Roma quiere juzgarlo. Pero aunque aún no ha llegado formalmente el pedido de extradición, el Gobierno argentino ya adelantó que rechazará la eventual solicitud amparándose en el principio de territorialidad, que otorga sólo al país donde se cometió el delito el derecho a juzgar a quien lo cometió.

"Esa es la postura del Gobierno muy anterior a la detención de Astiz. Es una actitud que tiene el Ejecutivo más allá de la condición emblemática que tiene este personaje", explicó a una radio el ministro de Defensa, Horacio Jaunarena.

El pedido de extradición llega por vía diplomática a través de la Cancillería, pero el Gobierno se reserva el derecho de trasladar la solicitud a la justicia, según explicó a Reuters la abogada del Centro de Estudios Legales y Sociales, María José Guembe.

La dictadura militar argentina dejó entre 15.000 y 30.000 desaparecidos, mayormente activistas de izquierda, muchos de los cuales fueron torturados en campos de detención clandestinos para luego ser asesinados. Los cabecillas del régimen de facto fueron juzgados en 1985, pero fueron amnistiados en 1990 por el entonces Presidente peronista, Carlos Menem, actualmente detenido en una causa por tráfico de armas.

Los mandos menores, entre ellos Astiz, también fueron beneficiados por leyes de perdón. Sin embargo, la jueza federal María Servini de Cubría decidió aceptar el pedido de la justicia italiana de detener al ex marino en una decisión que causó sorpresa en el país.

Astiz, quien no puede circular libremente debido a que varias veces intentaron lincharlo, está acusado del secuestro y desaparición de Angela María Aietta, en 1976, y Giovanni Pegoraro y su hija embarazada, Susana, en 1977.

Otros pedidos internacionales

La justicia francesa también pidió infructuosamente la extradición de Astiz, a quien condenó en 1990 en ausencia a prisión perpetua por el secuestro y desaparición de dos monjas francesas.

Además, la justicia sueca tiene al "Angel de la muerte" en la mira por el crimen de la adolescente Dagmar Hagelin, quien según testigos fue torturada hasta morir en unos de los campos de detención más siniestros de la dictadura donde estaba destacado Astiz: la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Otros torturadores argentinos no corren con la misma suerte de Astiz. En México, el ex represor Ricardo Miguel Cavallo está detenido a la espera de ser extraditado a España para ser juzgado por crímenes durante la dictadura.

Además, en Madrid está apresado el ex militar Adolfo Scilingo, quien sacudió a la opinión pública argentina años atrás cuando reconoció que participó de vuelos en los que la Marina arrojaba a detenidos al Río de la Plata.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores