De la Rúa sale en busca de apoyo para revitalizar al alicaído Gobierno

Tras la ola de rumores sobre la renuncia del Presidente que azotaron la jornada de ayer a la bolsa de valores de Buenos Aires, este miércoles altos representantes políticos de la coalición oficialista se reunirán con De la Rúa, quien intenta revitalizar el apoyo hacia un gobierno que ha sido altamente criticado por la recesión económica que afecta a Argentina.

04 de Julio de 2001 | 10:34 | Reuters
BUENOS AIRES.- El Presidente argentino, Fernando de De la Rúa, se reunirá este miércoles con dirigentes oficialistas para buscar apoyo a su debilitado gobierno, un día después de que un rumor sobre su renuncia golpeara a los mercados.

"Va a haber una reunión donde va a concurrir el presidente del partido y ex presidente de la Nación Raul Alfonsín y algunos legisladores de los bloques (...) No descarto que estos temas (los rumores) puedan estar en la conversación", dijo a periodistas el portavoz de De la Rúa, Ricardo Ostuni.

El martes, el Gobierno debió salir a desmentir un rumor que circuló por los mercados sobre que el Mandatario había amenazado con dimitir durante una reunión de gabinete. Esta es la segunda vez en el año que deben desmentir rumores de renuncia de De la Rúa, que en sus 18 meses de gestión fracasó en sus intentos por reactivar una economía que no crece desde hace casi tres años, lo que hundió su popularidad y le restó el apoyo de varios sectores de la coalición gobernante.

"Hay que estar muy firmes en estos intentos de rumores que no son gratuitos para el país y mucho menos para la gente porque lo que hacen es buscar un objetivo muy claro que es retrasar la reactivación", señaló a una radio la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich.

Las últimas versiones, que hundieron a la bolsa 4,19 por ciento y golpearon a las monedas de Chile y Brasil, se dieron el mismo día en que un alto dirigente de la Unión Cívica Radical -el partido de De la Rúa y que es liderado por Alfonsín- aseguró que el mandatario fue superado por la crisis económica y política.

Estas declaraciones, realizadas por el gobernador de la norteña provincia de Chaco, Angel Rozas, cayeron como un balde de agua fría entre los seguidores de De la Rúa. Además de las críticas provenientes desde la centrista UCR -que es el principal integrante de la Alianza gobernante-, De la Rúa está bajo los dardos lanzados por el opositor peronismo, que cortó la semana pasada el diálogo con el gobierno por una deuda que el Estado federal mantiene con las provincias.

La crisis económica disparó el desempleo -que afecta a más de 2 millones de personas- y la pobreza -que alcanza a un tercio de los 36 millones de habitantes-, provocando en los últimos meses violentas manifestaciones de desocupados que terminaron con muertos y heridos.

Los problemas de gobernabilidad para De la Rúa comenzaron en octubre pasado, cuando su vicepresidente, Carlos "Cacho" Alvarez, renunció debido a desaveniencias con el Mandatario.

En marzo, la crisis política se agudizó al renunciar varios funcionarios de su gabinete en protesta por un planeado ajuste de gastos y De la Rá debió nombrar a dos ministros de Economía en menos de tres semanas. En ese momento, el Mandatario lanzó una convocatoria a la oposición para formar un gobierno de coalición.

Pero el Presidente sólo consiguió incluir en su gabinete, como ministro de Economía, a Domingo Cavallo, fundador de un partido de centroderecha, mientras cosechaba el rechazo del peronismo, la principal fuerza de la oposición.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores