Juez Urso además endureció prisión preventiva de Menem

El ex presidente argentino sólo podrá recibir visitas de no más de dos personas a la vez y en un horario comprendido entre las 10 de la mañana y las 8 de la noche, según lo informó este miércoles el fiscal de la causa, Carlos Stornelli.

04 de Julio de 2001 | 17:04 | Reuters
BUENOS AIRES.- El ex presidente argentino Carlos Menem deberá acostumbrarse a pasar más tiempo a solas con Cecilia Bolocco, ya que el juez Jorge Urso -que lo procesó este miércoles por tráfico de armas- restringió las visitas a la casa de campo donde guarda prisión domiciliaria.

El dirigente peronista, que gobernó Argentina entre 1989 y 1999, sólo podrá recibir visitas de no más de dos personas a la vez y en un horario comprendido entre las 10 de la mañana y las 8 de la noche, según el fiscal de la causa, Carlos Stornelli.

Desde que quedó detenido el 7 de junio, Menem recibió a diario en la casa de campo de las afueras de Buenos Aires a decenas de ex funcionarios, modelos, futbolistas y actores, que le llevaron su solidaridad por la situación que atraviesa. Además, en pocas ocasiones abandonó el lugar su esposa, la ex Miss Universo Cecilia Bolocco, quien incluso participó en actos políticos para clamar por la inocencia de su marido.

De esta manera, el lugar de detención del ex mandatario se había transformado en una continuación del ambiente que se vivía en la residencia presidencial durante su mandato, donde la política y el poder se mezclaban con el "glamour" de la farándula en una combinación que la prensa bautizó como de "pizza y champagne".

Este miércoles, el juez federal Jorge Urso acusó formalmente a Menem, convirtiendo en prisión presentiva lo que era un confinamiento provisorio. El nuevo reglamento de detención "establece un límite horario, un límite de personas que pueden visitarlo y límite de personas que pueden habitar", explicó Stornelli.

El fiscal agregó que la casa en la que Menem está detenido no podrá ser habitada por más de cuatro personas. "Se le ha planteado un régimen de detención duro, durísimo", dijo a Reuters uno de los abogados de Menem, Oscar Roger. Por tener más de 70 años, Menem accedió al beneficio de la prisión domiciliaria con la condición de no realizar actividad política durante su confinamiento.

Las nuevas condiciones "son excesivas y que son realmente restrictivas de derechos que aún rigen para un ciudadano que tiene a su favor la presunción de inocencia, que no está condenado y que a la vez merece respeto por la investidura que ha ejercido y que tiene", dijo más tarde Roger.

El abogado, quien aseguró que no existen posibilidades de que el ex presidente sea trasladado a otro lugar de detención, dijo que el jueves solicitará al juez que alivie las condiciones de detención domiciliaria. "Vamos a intentar mañana, dentro de lo que permite la ley, de que la modere, que la aligere. Es lo único que se puede hacer... Menem está muy molesto con esto. Yo diría que la maestría política de Menem ahora se ha evidenciado en su silencio. Menem callado tiene más poder que otros que pueden hablar", concluyó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores