Hombre con corazón artificial necesita ayuda para respirar

El hombre que recibió el primer corazón artificial totalmente independiente nuevamente tuvo que valerse de ayuda mecánica para respirar, pero aun así se recupera bien.

05 de Julio de 2001 | 12:11 | AP
LOUISVILLE, Kentucky.- El hombre que recibió el primer corazón artificial totalmente independiente nuevamente tuvo que valerse de ayuda mecánica para respirar, pero aun así se recupera bien, dijeron sus médicos el jueves.

Un día después de que se le había retirado de la máquina el paciente permanece estable y pudo sentarse la noche del miércoles, según dijeron el jueves sus médicos.

"Seguimos satisfechos con sus progresos", dijo el médico Laman Gray, uno de los cirujanos que implantaron el corazón artificial, durante una entrevista con la cadena ABC.

La decisión de devolver al paciente al respirador artificial fue resultado de problemas médicos preexistentes y no está relacionada con el funcionamiento de corazón artificial, dijo el vocero de Jewish Hospital, Jeff Polson.

"No es un retroceso", dijo Polson.

El paciente, quien ha sido identificado sólo como un hombre de alrededor de 55 años, fue retirado del respirador el miércoles por la tarde. Estuvo consciente luego de la operación y pudo ver a su familia, pero no podía hablar debido al aparato.

El paciente sufre de problemas renales crónicos y diabetes, y ha sufrido varios ataques cardiacos, según uno de sus médicos. En 1992 fue sometido a cirugía de desvío coronario.

"Antes de venir al hospital estaba tan débil que básicamente la pasaba en silla de ruedas", dijo Gray a los reporteros.

El paciente fue escogido para el transplante porque los médicos creían que tenía 80% posibilidades de morir en 30 días y no era candidato para un transplante normal.

La bomba de titanio y plástico, conocida como un AbioCor, está diseñada para dar al paciente más movilidad que otros dispositivos. Su tamaño es el de una pelota de softball, no tiene alambres y envía la corriente eléctrica a través de la piel hasta un dispositivo de control que regula el bombeo sanguíneo.

Al tiempo que hizo hincapié en que el paciente "es un caballero extremadamente enfermo", Gray dijo que hay una oportunidad de que viva más de 60 días. Ese periodo es el objetivo de esta cirugía experimental.

Pero él y su colega Robert D. Dowling dijeron el miércoles que esperan complicaciones tras la cirugía practicada el lunes. Posiblemente problemas pulmonares, alguna infección, apoplejía, o problemas hepáticos y renales.

En la Internet:

Abiomed

FDA

Proyecto de Corazón Artificial de Jewish Hospital

Asociación Cardiológica Estadounidense
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores