Tormenta dejó al menos 10 muertos durante concierto en Francia

El hecho ocurrió durante una presentación al aire libre en el este del país, cuando los fuertes vientos arrancaron de raíz un árbol que cayó sobre los espectadores, dejando a 85 personas heridas.

07 de Julio de 2001 | 10:37 | REUTERS
ESTRASBURGO.- Al menos 10 personas murieron y 85 resultaron heridas cuando una fuerte tormenta arrancó de raíz un árbol que cayó sobre un grupo de espectadores durante un concierto al aire libre en el este de Francia, dijeron el sábado fuentes oficiales.

Las autoridades dijeron que 18 de los heridos, entre ellos dos niños, se encontraban en condición crítica.

El accidente ocurrió el viernes por la noche durante un concierto de música Yiddish en el parque Chateau Pourtales, en un suburbio de Estrasburgo.

Los testigos del incidente dijeron que los músicos suspendieron el concierto cuando la tormenta comenzó a arreciar y avisaron a los 120 espectadores que se cobijaran debajo de una "carpa" natural formada por los árboles frondosos.

Minutos después, un violento golpe de viento arrancó uno de los árboles, que cayó sobre un grupo de espectadores del concierto.

"Fue un tornado repentino y extremadamente violento", dijo el funcionario del gobierno en la región, Philippe Marland.

Los servicios de rescate tuvieron que cortar las ramas para llegar hasta los heridos, lo que hizo que las tareas de socorro tardaran cerca de tres horas para sacar los cuerpos atrapados bajo el árbol caído.

Al amanecer, la policía dijo que aún no se habían identificado a todas las víctimas fatales y los heridos.

La oficina meteorológica francesa había avisado a primera hora de la tarde del viernes la aproximación de fuertes tormentas procedentes del oeste del país y advirtió a los ciudadanos que permanecieran en sus casas si arreciaban las lluvias.

En toda Francia se cancelaron las actividades al aire libre debido al mal tiempo, pero fuentes oficiales en Estrasburgo defendieron la decisión de permitir la celebración del concierto.

"Las condiciones climatológicas eran malas. Pero no creo que hubiera indicios que nos advirtieran la caída de un árbol o de ráfagas de viento tan fuertes", dijo Marland.

Sin embargo, Astrid Ruff, un miembro del grupo Yiddish que participaba en el concierto, dijo que quizá el acto tenía que haber sido cancelado.

"Es cierto que miramos las previsiones climatológicas, pero había amenazas de tormentas desde hacía tres días. De todas formas, no fue prudente (dar el concierto). Había que decirlo", dijo a la televisión LCI.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores