Abogado venezolano admitió que intentó cobrar recompensa por captura de Montesinos

Ricardo Koesling explicó que una persona lo contactó y le comunicó la información que había aportado para la captura del ex asesor presidencial, tras lo cual viajó a Lima e intentó entrevistarse con el ministro del Interior, Ketín Vidal.

07 de Julio de 2001 | 17:48 | AFP
CARACAS.- El abogado venezolano Ricardo Koesling admitió este sábado que intentó cobrar, a nombre de un cliente que se negó a identificar, la recompensa de cinco millones de dólares ofrecidos por el Gobierno peruano por la captura del polémico ex asesor de inteligencia de ese país, Vladimiro Montesinos.

En declaraciones a la televisora Globovisión, Koesling narró que una persona lo contactó y le comunicó la información que había aportado para la captura de Montesinos, tras lo cual viajó a Lima e intentó entrevistarse con el ministro del Interior, Ketín Vidal, quien comandó por Perú la cacería de Montesinos.

El cliente "me habló del cobro de la recompensa ofrecida por Perú a través de un decreto presidencial y ese es mi trabajo, lo que estoy haciendo en este momento, tratando de que se le pague la recompensa, ya que él realmente fue la persona que, si no trabaja como lo hizo, no hubieran capturado a Montesinos", dijo el abogado que trabaja para el exilio cubano en Venezuela.

Una fuente policial reveló en Lima el viernes que Koesling llegó hasta las instalaciones del Ministerio de Interior tratando de hablar con el ministro Vidal, pero que no quiso entrevistarse con ningún otro miembro del entorno del ministro.

Koesling dijo al diario Liberación de Lima que su representado es un civil sin ninguna vinculación política, quien se comunicaba directa y diariamente con Vidal "para darle avances sobre la ubicación del prófugo ex asesor".

Según el Gobierno venezolano, la pista para llegar al "Rasputín de Los Andes" en Caracas, fue la captura en Miami del venezolano José Guevara, cuando intentaba sacar dinero de una cuenta de Montesinos. Guevara fue liberado en Estados Unidos al delatar el escondite del prófugo peruano.

"Realmente yo estuve en Perú, traté de que me recibiera el propio ministro Ketín Vidal, fue imposible ya que está en trámite de entregar el Gobierno (...) traté de hablar con su segundo, el general Pérez (sin precisar nombre), tampoco fue posible y me recibió un mayor", dijo Koesling.

Explicó que en Lima "realmente el ambiente es bastante tenso con los venezolanos porque el tratamiento que yo recibí fue un poco ácido".

Sin embargo "el general me mandó a decir que me podría recibir al día siguiente. Yo espero que el ministro Ketin Vidal, como así lo ha hecho saber a varias personas, va a pagar la recompensa", añadió el letrado.

"Ahora bien, nosotros tenemos pruebas y elementos suficientes que sí nos dan la seguridad de que el Gobierno peruano, no sólo va a cumplir con su promesa sino con la ley peruana, ya que hay un decreto oficial y ellos tienen que cumplirlo", puntualizó Koesling.

El abogado estimó que "el decreto presidencial peruano es muy claro, dice que toda aquella persona que produzca una información veraz que logre la ubicación y captura de Montesinos, pues será acreedora de la recompensa y si han participado más de una persona pues será repartida entre esas personas".

Koesling fue el abogado que representó al cubano Juan Alberto Rosabal, quien protagonizó un escándalo el año pasado en Venezuela cuando dijo en una primera versión que había 1.500 agentes cubanos operando en este país, huyendo después por varios meses.

En noviembre del 2000 Rosabal se retractó de su primera versión y acusó al propio Koesling junto a otros miembros del exilio cubano de instigarlo e incluso pagarle para que diera esa primera versión y afectara el Gobierno del Presidente venezolano Hugo Chávez.

Rosabal contó incluso que en una oportunidad, preso de nervios cuando huía, dijo a Koesling que le diera una pistola para suicidarse y este le contestó que antes de hacerlo matara primero al Presidente venezolano Hugo Chávez.

Autoridades de Caracas y Lima coinciden en que la información entregada por el venezolano Guevara al FBI en Miami, fue utilizada por la policía peruana, que pretendía la entrega de Montesinos en su embajada de Caracas.

El plan peruano fue frustrado por agentes de inteligencia militar venezolanos que interceptaron a Montesinos cuando sus escoltas lo conducían a la legación peruana, con la intención de cobrar la recompensa de cinco millones de dólares.

Montesinos fue apresado el sábado 23 de junio en Caracas y deportado al Perú 24 horas después.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores