Gobierno argentino admite crisis económica

La economía argentina entró en julio en su cuarto año de recesión y aún no se vislumbran indicadores de reactivación.

10 de Julio de 2001 | 22:20 | AP
BUENOS AIRES.- Las autoridades nacionales reconocieron el martes por la noche que la Argentina atraviesa una de las etapas de coyuntura económica más difíciles de la historia y admitieron que no consiguen financiamiento suficiente para mantener los actuales niveles de gasto público y en consecuencia reducir el abultado déficit fiscal.

Para poder salir de la crisis instaron a los empresarios, sindicalistas y líderes políticos a conformar un gobierno de unidad y dijeron que bajarán a cero el déficit fiscal del segundo semestre, en un intento por cumplir con la meta de 6.500 millones de dólares anuales pautada con el Fondo Monetario Internacional.

''Estamos frente a una de las coyunturas más difíciles de la historia reciente'', expresó el ministro de Economía Domingo Cavallo y reprochó a algunos dirigentes de la Alianza oficialista su ''falta de apoyo'' al presidente Fernando de la Rúa.

''Tenemos que reconocer la realidad, que no conseguimos financiamiento suficiente para mantener este nivel de gastos. Hemos agotado la receptividad de los bonos (títulos de deuda)'' en los mercados, dijo Cavallo frente a un numeroso auditorio de hombres de finanzas que celebraban el 147 aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

A las declaraciones de Cavallo se sumaron las de De la Rúa, quien aseguró que los argentinos ''vamos a superar estas dificultades''.

''Los momentos difíciles se han hecho para los pueblos con coraje... vamos a salir adelante con certidumbre, con seguridad y con fuerza'', manifestó tras instar a un gobierno de unidad.

El reconocimiento público de la crítica situación económica que atraviesa el país se produjo en el mismo día que los mercados golpearon duramente al gobierno y desoyeron sus súplicas de menores tasas de interés.

La Bolsa de Comercio de Buenos Aires terminó el martes con una caída del 6,13% y el índice MerVal terminó en 347,11 puntos, el más bajo de los últimos dos años y medio. El riesgo país --sobretasa que pagan los bonos argentinos al compararlos con otros similares de Estados Unidos-- trepó a 1.208 unidades, 50 más que el lunes.

Además, el gobierno debió pagar intereses récord al colocar títulos públicos por 850 millones de dólares. Los mercados le exigieron tasas del 14,1% para licitar Letras del Tesoro (Letes) a 90 días y del 15,96% para colocar Bonos del Tesoro (Bontes) con vencimiento en mayo de 2002.

''La licitación de hoy da cuenta de que no tenemos crédito. Hoy las tuvimos que pagar (a las tasas de interés) porque necesitábamos dinero para cumplir con nuestras obligaciones'', reconoció Cavallo e instó a bajar el déficit a cero para el segundo semestre.

La economía argentina entró en julio en su cuarto año de recesión y aún no se vislumbran indicadores de reactivación. A la delicada situación económica se suma una difícil y tensa situación social, con protestas callejeras que aumentan día a día.

El gobierno ha reconocido que el índice de desempleo habría trepado del 14,7% de octubre pasado a más de un 16% en mayo; en tanto que la pobreza afecta a cerca de un tercio de la población.

Los operados financieros esperaban que Cavallo diera detalles de un nuevo recorte del gasto público. Pero el ministro no los ofreció.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores