Africa afianza unidad continental

La Organización para la Unidad Africana será sustituida en 2002 por la Unión Africana (UA), inspirada en el modelo de la Unión Europea (UE) y que nace con el objetivo de instaurar un "espacio único" en el continente más pobre e inestable.

11 de Julio de 2001 | 08:02 | EFE
LUSAKA, ZAMBIA.- La Organización para la Unidad Africana (OUA) concluye hoy, miércoles, en Lusaka su última cumbre e inicia el proceso de su transformación en un organismo nuevo y cuya creación supone un paso adelante hacia la integración continental.

Tras 38 años de existencia, la OUA será sustituida en 2002 por la conocida como Unión Africana (UA), inspirada en el modelo de la Unión Europea (UE) y que nace con el objetivo de instaurar un "espacio único" en el continente más pobre e inestable.

Según el secretario general de la ONU, Kofi Annan, -que junto al dirigente palestino, Yaser Arafat, asistió a la reunión como invitado especial-, "la UA debe hacer en Africa lo que la UE ha hecho en Europa tras la Primera y Segunda Guerras Mundiales".

"El desafío no es otro que cumplir la enorme tarea de reconstruir el continente", dijo el ghanés Annan en el discurso que pronunció ante la treintena de líderes que participaron en la conferencia.

Aunque sirve de embrión de la nueva organización panafricana, la OUA deja a su sucesora una gestación difícil y que la miseria, los conflictos armados, las enfermedades, la corrupción y el mal gobierno amenazan con malograr.

Al menos veinte de los 53 países que integrarán la UA permanecen inmersos en conflagraciones bélicas, la mitad de los 800 millones de africanos vive con menos de un dólar al día y epidemias como la del sida han reducido en más de veinticinco años la esperanza de vida en varias regiones del continente.

A pesar de ese panorama, el balance de la OUA ofrece como saldo positivo el haber impulsado la descolonización de países que estaban bajo control europeo, combatido el régimen de segregación racial sudafricano y creado una conciencia de la necesidad de lograr la unidad como único medio de superar los problemas continentales.

La organización que desaparece fue creada en 1963 en Addis Abeba por los padres de las independencias de los primeros países que se libraban del yugo colonial y cuya ambición era fundar lo que definían como "Los Estados Unidos de Africa".

Líderes como el ghanés Kwame Kruhma -cuyo país fue en 1957 el primero en alcanzar la soberanía-, el zambio Kenneth Kaunda y el tanzano Julius Nyerere ya propugnaban la eliminación de las fronteras que los jóvenes estados habían heredado de las antiguas potencias coloniales.

El relevo lo toman presidentes como el libio MUAMAR GADAFI -principal promotor de la UA-, el sudafricano THABO MBEKI y el nigeriano OLESEGUN OBASANJO, que asumen la responsabilidad de convertir en realidad "el sueño" de sus ilustres predecesores.

Pese a que debe enfrentarse a nuevas dificultades de orden coyuntural, la actual generación de dirigentes parece en mejor posición de superar el principal obstáculo que tuvo la anterior; la reciente incorporación del continente a la cronología universal.

Aunque un profundo foso le separa del resto del planeta, Africa cuenta ahora con cuatro décadas más de apertura a un mundo que a finales del siglo XX emprendió el camino de la globalización.

Excepto el norte y algunas zonas costeras, el continente era una tierra ignota en la que no había rastro de cultura escrita cuando a finales del XIX los primeros europeos lo exploraron e introdujeron en la historia.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores