Encuentran restos humanos de 6 millones de años de antigüedad

Los fósiles encontrados en la depresión de Afar en Etiopía apuntan a que el hombre procede de los bosques africanos y que no fue la estepa su lugar primario de desarrollo.

11 de Julio de 2001 | 08:59 | DPA
LONDRES.- Un equipo internacional de investigadores encontró huesos y dientes del hombre primitivo más antiguo conocido hasta ahora y cuya antigüedad se calcula en entre 5,2 y 5,8 millones de años, según informa la revista británica especializada "Nature" en su edición del jueves.

Los fósiles encontrados en la depresión de Afar en Etiopía apuntan a que el hombre procede de los bosques africanos y que no fue la estepa su lugar primario de desarrollo, señala el científico estadounidense Yohannes Haile-Selassie.

Según el investigador de la Universidad de California, los huesos encontrados encajan sin duda en la línea de los antepasados humanos, a diferencia de los huesos de seis millones de años presentados el pasado diciembre en Kenia.

Haile-Selassie encontró el primer maxilar con dientes en 1997. Tras descubrir otros fragmentos óseos, el hallazgo se clasificó dentro del género del "ardipithecus", aunque aquí forman también una subclasificación propia, el "ardipithecus ramidus kadabba".

Este hombre primitivo era tan alto como el actual chimpancé y ya caminaba erguido, según muestra el hueso del dedo gordo del pie, que tiene la forma propia de los bípedos. En el esquema de la evolución humana, el ardipithecus se puede encuadrar justo en la línea en la que se separan el ser humano y el mono.

"Eso fue hace más de 5,5 millones de años, según muestran los nuevos descubrimientos", escribe Haile-Selassie en "Nature". Antes de este descubrimiento, los fósiles óseos conocidos más antiguos que podían clasificarse sin duda alguna en el género de los homínidos tenían una antigüedad de 4,4 millones de años.

En diciembre de 2000, investigadores franceses agrupados en torno Birgit Senut y Martin Pickford presentaron en Nairobi el llamado "Hombre del Milenio", los restos óseos de un ser similar a los humanos que tenía una antigüedad de seis millones de años.

Sin embargo, pronto algunos científicos expresaron sus dudas acerca de que los huesos encontrados pertenecieran a un antepasado directo del actual ser humano. El "orrorin tugenesis" podría haber pertenecido a una línea geneológica extinta o pertenecer directamente a la especie del mono, según Haile-Selassie.

La antigüedad de los fósiles encontrados por el estadounidense se calculó en base a los restos volcánicos en los que se encontraban los huesos. Para ello, los científicos utilizaron un método especial de datación en el que se mide la cantidad de gas argón contenido en las piedras.

Este gas noble es un resíduo radiactivo del potasio natural y se concentra constantemente en las rocas. "No hay ninguna duda sobre la antigüedad de los fósiles", considera por su parte Giday WoldeGabriel del laboratorio nacional de Los Alamos en México.

Investigaciones concretas de la capa de sedimentación demuestran además que nuestros antepasados vivieron en un entorno realtivamente húmedo y rodeado de bosques. Esto contradice diferentes modelos de evolución que ven el origen del hombre en el cambio climático y el surgimiento de estepas de hierba unido a él.

Por otra parte, los fósiles confirman la hipótesis de que las raíces del ser humano actual se encuentran en Africa.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores