General ruso admite crímenes de efectivos del Ejército en Chechenia

En una acción sin precedentes, el máximo jefe castrense ruso en Chechenia, general Vladimir Moltenskoi, admitió que efectivos del Ejército federal han cometido "crímenes generalizados" en las acciones perpetradas en contra de los rebeldes y de la población civil en la región del Cáucaso.

11 de Julio de 2001 | 12:52 | Reuters
MOSCU.- El máximo jefe militar ruso en la separatista Chechenia admitió este miércoles que sus tropas habían cometido "crímenes generalizados" en rastrillajes en dos pueblos la semana pasada y prometió atender las quejas de forma rápida.

El general Vladimir Moltenskoi, citado por la agencia Itar-Tass, dijo, en una auto-crítica sin precedentes por parte del Ejército, que había lanzado una operación para restaurar la confianza pública en sus tropas después de detenciones masivas en los pueblos.

Los fiscales rusos ordenaron una investigación criminal el martes de las operaciones en las poblaciones de Assinovskaya y Sernovodsk.

El diario Vremya Novostei dijo que las fuerzas rusas habían llevado a la mayoría de los hombres de estos pueblos a un campo, donde les mantuvieron durante horas y les golpearon. Informó también que muchos fueron liberados cuando pagaron a los soldados.

El enviado especial del Presidente Vladimir Putin a la región, Viktor Kazantsev, prometió que una investigación de los hechos se terminaría para el fin de semana y afirmó que se había disculpado con los líderes locales pro-Moscú en las dos zonas.

La agencia afirmó que Moltenskoi, en declaraciones ante altos oficiales en la principal base rusa en Chechenia, habló de "crímenes generalizados en la puesta en práctica de controles de pasaportes en Assinovskaya y Sernovodsk".

Además, ordenó a los comandantes que habían dirigido las operaciones de la semana pasada que gestionen con rapidez cada una de las quejas recibidas en relación con estos actos. La televisión NTV afirmó que más de 200 quejas de este tipo habían quedado registradas.

No hay Ley

"Aquéllos que llevaron a cabo los registros en Sernovdsk y Assinovskaya lo hicieron de una forma sin ley, destrozando el lugar y luego pretendiendo que no sabían nada de ello", afirmó, según una cita de Itar-Tass.

Al menos dos líderes locales han dejado sus puestos en protesta por los incidentes, pero informaciones de prensa rusa dijeron que Kazantsev les había convencido para que regresaran.

El ministro ruso del Interior, Boris Gryzlov, negó la semana pasada de forma repetida cualquier acción ilegal por parte de sus tropas durante las operaciones, lanzadas en respuesta a un ataque contra un coche de policía.

Grupos de defensa de los derechos humanos se quejan desde hace tiempo de supuestos excesos de las tropas rusas en esta acción que dura ya 21 meses para aniquilar a los separatistas chechenos. Rusia niega cualquier acción ilegal sistemática y se ha comprometido a actuar contra quienes las cometan.

El jefe de la administración pro-Moscú de Chechenia, Akhmad Kadyrov, ha denunciado la operación de la semana pasada, a la que calificó de humillante e inútil, afirmando que no se había detenido a ningún criminal.

Rusia calcula que ha perdido unos 3.000 hombres en esta campaña y afirma que ha restaurado el control sobre Chechenia, aunque sus tropas siguen recibiendo ataque diarios de la guerrilla.

Agencias rusas de noticias afirmaron que un policía resultó muerto y varios heridos este miércoles por un coche bomba en la devastada capital chechena de Grozni.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores