Nuevos disturbios en Irlanda del Norte agrega presión a proceso de paz

La violencia producida este jueves antecede a uno de los días tradicionalmente más tensos en esta provincia británica, el de los desfiles de la protestante Orden de Orange en toda Irlanda del Norte, quienes conmemoran la victoria militar de 1690 contra las fuerzas católicas.

12 de Julio de 2001 | 10:27 | AP
BELFAST, Irlanda del Norte.- Decenas de manifestantes arrojaron piedras y bombas incendiarias contra la policía este jueves, horas antes de que comiencen centenares de desfiles protestantes en toda la provincia.

La violencia antecede a uno de los días tradicionalmente más tensos en esta provincia británica, el de los desfiles de la protestante Orden de Orange en toda Irlanda del Norte, quienes conmemoran la victoria militar de 1690 contra las fuerzas católicas.

En otros años, las marchas protestantes fueron foco de violencia, especialmente cuando pasan cerca de los barrios católicos.

La temporada de desfiles protestantes de este año ha sido relativamente tranquila, aunque miles de policías y soldados fueron emplazados para vigilar la jornada del jueves, día en que tienen lugar el mayor número de marchas.

La policía y los soldados impidieron que la Orden de Orange desfilara por la calle "Armeau Road", en Belfast, donde los activistas en un barrio católico protestaron airadamente contra el alarde protestante. Unos 100 miembros de la logia "Ballynafeigh" llegaron hasta la tapia de metal levantada por las autoridades para bloquear el Puente Ormeau, donde pronunciaron varios discursos y escucharon algunos himnos.

"Aquí estamos nuevamente, otro 12 de julio, otra monstruosidad", dijo a los manifestantes y a centenares de espectadores William Hoey, capellán de la Logia "Ballynafeigh" de la Orden de Orange. "La gente como la que vive al otro lado de este puente es sediciosa y traidora por naturaleza y por crianza", agregó Hoey, y acusó al gobierno británico de asustarse ante el Ejército Republicano Irlandés.

En la parte católica, Ted Hazard, de 50 años, se alegró que la marcha no llegara este año hasta su barrio. "¿Le gustaría que alguien se metiera en su jardín, en su propia casa? ¡Eso es lo que quieren hacer!", afirmó Hazard.

En Londonderry, la logia "Britannia Orange" desfiló hasta una barrera policial e insistió en su derecho de paso. "Estaremos aquí el tiempo que sea necesario, ya sea dos horas, cuatro horas o seis horas", dijo el miembro de la logia Victor Wray.

Horas antes en Portadown, la policía utilizó un cañón de agua contra decenas de manifestantes protestantes que atacaron a los agentes con bombas incendiarias. El enfrentamiento, que según un agente fue "corto pero intenso", ocurrió antes de amanecer.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores