Informe revela creciente amenaza de la pobreza en niños latinoamericanos

Mientras más países latinoamericanos han abrazado la democracia y el libre mercado durante las últimas dos décadas, más ha crecido el endeudamiento externo y la pobreza, según revelaron las conclusiones de la reunión cumbre sobre la deuda social y la integración latinoamericana efectuada en Venezuela.

13 de Julio de 2001 | 13:11 | AP
CARACAS.- Cada niño en América Latina nace con una deuda de 1.550 dólares y cincuenta de cada millar morirá antes de cumplir los seis años, según algunas de las alarmantes conclusiones de la reunión cumbre sobre la deuda social y la integración latinoamericana que se realizó esta semana en Venezuela.

Mientras más países latinoamericanos han abrazado la democracia y el libre mercado durante las últimas dos décadas, más ha crecido el endeudamiento externo y la pobreza. "Lo primero que espera un niño latinoamericano es morir", señaló el director de la oficina en Cuba de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco), Francisco López Segrera.

Sostuvo que las aspiraciones de los menores en la región se centran en conseguir un trabajo o cursar estudios en escuelas de escasos recursos. "Un gran porcentaje no llega a la escuela secundaria y mucho menos a la universidad", detalló López. "Nosotros deberíamos tener vergüenza", agregó.

Durante su intervención en el encuentro, López planteó que las condiciones sociales en América Latina se han deteriorado a consecuencia de las escasas inversiones que disponen los gobiernos para la salud y la educación.

Sólo Venezuela y Costa Rica invierten cerca del 6% de su producto interno bruto (PIB) en educación, según estimaciones de la Unesco.

Algunos de los expositores responsabilizaron a los gobiernos latinoamericanos de condenar a las personas a la pobreza por acumular una deuda externa de 750.000 millones de dólares, que equivale a 39% del PIB de toda la región. "Ha crecido la deuda externa y paralelamente ha crecido la pobreza", expresó el chileno Otto Boye, secretario permanente del Sistema Económico Latinoamericano (Sela).

"El único camino a seguir, y que podría revertir la situación, consistiría en reunir el poder disperso de los deudores para negociar, esta vez unidos, con los acreedores... podría llegarse a un plan global de pago", dijo Boye.

El Parlamento Latinoamericano, integrado por 22 países, organizó la cumbre en coordinación con el gobierno del Presidente Hugo Chávez.

En el encuentro se evaluaron además los impactos de la creación del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) para el 2005 y el posible ensanchamiento de la brecha entre ricos y pobres que podría generar, que ya es la mayor del mundo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores