China y Rusia firmaron histórico acuerdo de amistad

Los Presidentes de China y Rusia, Jiang Zemin y Vladimir Putin, firmaron este lunes por primera vez en 50 años un tratado de amistad y cooperación y reiteraron su apego al tratado ABM tras la exitosa prueba antimisiles estadounidense.

16 de Julio de 2001 | 09:08 | AFP
MOSCU.- Los Presidentes de China y Rusia, Jiang Zemin y Vladimir Putin, firmaron este lunes por primera vez en 50 años un tratado de amistad y cooperación y reiteraron su apego al tratado ABM tras la exitosa prueba antimisiles estadounidense.

Por medio de este tratado de amistad, ambos países se comprometieron a realizar esfuerzos "en pro del equilibrio estratégico mundial y de la estabilidad", según el texto dado a conocer este lunes.

El último tratado de este tipo fue firmado en 1950 entre la URSS y la China comunista, pero no sirvió para evitar enfrentamientos fronterizos en 1969. El documento firmado destacó el apego de los dos países "a los acuerdos clave que son la base de la estabilidad estratégica", en una alusión al tratado ABM de 1972 que los estadounidenses quieren abandonar para poder desplegar su escudo antimisiles.

En Beijing, el Gobierno chino condenó este lunes el programa antimisiles de Estados Unidos al día siguiente del exitoso ensayo de intercepción de un misil intercontinental norteamericano por otro misil. "China estima que Estados Unidos ignora las reservas y la oposición de la comunidad internacional con su insistencia en poner a punto un proyecto de despliegue de sistema de defensa antimisiles contrario al tratado antimisiles balísticos (ABM)", declaró a la AFP un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Todo esto no es favorable a la estabilidad y equilibrio estratégico mundiales", añadió. "Instamos a la parte norteamericana a tener en cuenta la opinión y la preocupación de los otros países y demostrar prudencia en este tema", dijo.

Estados Unidos dio un paso más en el desarrollo de su sistema de defensa antimisiles con su exitoso ensayo de intercepción de un misil intercontinental señuelo la madrugada del domingo.

Tras dos fracasos en enero y julio de 2000, el Gobierno estadounidense y el grupo aeronáutico y de defensa Boeing tuvieron éxito en el ensayo de interecepción de un misil intercontinental, utilizando un misil interceptor asociado a un cohete a propulsión y a un "vehículo extra-atmosférico destructor" (EKV).

Aunque los detalles del proyecto aún no están claros, la base del escudo antimisiles NMD del Presidente estadounidense, George W. Bush, sería este "misil destructor".

Rusia juzgó que este proyecto de Estados Unidos amenazaría "toda la arquitectura del desarme nuclear y de la no proliferación de armas con base en el tratado antimisiles balísticos ABM de 1972" firmado entre ambos países, señaló el domingo Alexandre Iakovenko, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

El secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, tomó la delantera el sábado, en una entrevista publicada por el cotidiano "Washington Post", al calificar al tratado ABM de "obsoleto".

Es preciso "un entendimiento, un acuerdo, un tratado, algo con los rusos que nos permita avanzar" en el programa NMD, subrayó Powell. Moscú, en respuesta, destacó su voluntad "de preservar y reforzar este tratado, piedra angular" del equilibrio estratégico mundial, según Iakovenko.

Este controvertido tema estará en la agenda de la cumbre del G8 (Grupo de los 7 países más industrializados y Rusia) que se celebrará el 22 y 23 de julio en Génova, Italia.

El costo de este sistema es altísimo. Sólo este ensayo costó 100 millones de dólares. El objetivo del Pentágono es poder disponer de un sistema operacional en funcionamiento antes de 2004-2005.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores