Comienza cumbre del G-8

Los líderes de las siete potencias más ricas iniciaron hoy su conferencia cumbre anual mientras en las calles la policía combatía con gas lacrimógeno a los manifestantes que protestaban contra el capitalismo global.

20 de Julio de 2001 | 09:18 | AP
GENOVA.- Los líderes de las siete potencias más ricas iniciaron el viernes su conferencia cumbre anual -mientras en las calles la policía combatía con gas lacrimógeno a los manifestantes que protestaban contra el capitalismo global-, subrayando su deseo de impedir que la declinación de la economía de Estados Unidos lleve al resto del mundo a una recesión.

Mientras el Presidente George W.Bush y otros gobernantes llegaban al Palazzo Ducale, la policía se esforzaba por contener a miles de manifestantes contra una valla de seguridad de 10 kilómetros instalada alrededor del histórico distrito portuario.

Las autoridades dijeron que algunos manifestantes arrancaron adoquines de la calle y se los arrojaron a la policía. Otros fueron vistos destrozando ventanas y atacando cajeros automáticos de los bancos.

Antes de que estallara la violencia, Bush criticó a los manifestantes diciendo: "Rechazo el aislacionismo y el proteccionismo que domina a los que tratan de perturbar las reuniones de Génova".

Dijo también que, aunque los manifestantes se atribuían la representación de los pobres, propugnaban políticas "que encierran a los pobres en la pobreza y son inaceptables para los Estados Unidos".

La reunión de este año se efectúa en medio de las más rigurosas medidas de seguridad que se hayan visto en las 27 cumbres desde este tipo. Casi 20.000 policías y militares fueron estacionados en toda la ciudad.

Las sesiones del viernes fueron dedicadas a evaluar los puntos vulnerables de la economía global: el peligro de recesión en Estados Unidos, una economía japonesa probablemente ya en depresión y las crecientes amenazas a las grandes economías emergentes como la de Argentina, que procura evitar la cesación de pagos de su deuda de 130.000 millones de dólares.

En su comunicado económico, los líderes de la cumbre planeaban abordar la necesidad de ayudar a los países en desarrollo a mejorar sus perspectivas de crecimiento. Una de las ideas que respaldarían, según fuentes japonesas, sería la de iniciar el tratamiento de un "temario equilibrado" de nuevas conversaciones de liberalización del comercio bajo los auspicios de la Organización Mundial de Comercio.

Las fuentes explicaron que el planteo equilibrado ofrecería las reducciones de aranceles que desean las naciones ricas, junto con las reformas a las normas de la OMC que buscan los países pobres.

En la Internet:

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores