Científicos dicen que restos enterrados no son del Zar Nicolás II

De acuerdo a unos estudios de ADN realizados por dos académicos japoneses, los huesos enterrados en la Catedral de San Pedro y San Pablo en San Peterburgo, no corresponderían a los del último zar de Rusia, Nicolás II, quien fue asesinado tras la revolución Bolchevique en 1917.

20 de Julio de 2001 | 15:57 | ANSA
TOKIO.- Los huesos sepultados con gran pompa en 1998 en la Catedral de San Pedro y San Pablo en San Petersburgo, con la bendición del Kremlin y el homenaje de la aristocracia mundial, no son de Nicolás II Romanov, el último zar de todas las Rusias.

Dos docentes de la Universidad Médica Japonesa Kitzato -Tatasuo Nagai y Toshio Okazaki- convirtieron en policial la historia de los huesos recuperados en 1991 en una fosa común de Iekaterinburg, (entonces Sverdlovsk), considerados por una comisión del gobierno ruso "en un ciento por ciento" pertenecientes al último de los Romanov.

"Posteriores análisis de ADN demuestran que dichos restos no pueden ser de Nicolás II", explicaron los dos estudiosos al diario japonés "Asahi", que publicó la noticia en su primera plana.

Las conclusiones de ambos estudiosos serán expuestas en un simposio de derecho internacional y genética, programado en Alemania para agosto próximo. Los dos docentes compararon el ADN de una gota de sudor encontrada en un traje del zar Nicolás II, cabellos, uñas y huesos del hermano de soberano, el gran duque Jorge, y la sangre de Tihon Kulikovsky Romanov hijo de la gran duquesa Olga, la hermana menor de Nicolás II, muerto en 1993, con las características del ADN tomadas de los huesos recuperados de la fosa común de Iekaterinburg.

"En unos cinco elementos, el ADN del primer grupo de restos, claramente similar y típico de los miembros de la misma familia, difiere del de los huesos presuntos del último zar, que no serían de Nicolás II", afirman los docentes nipones.

El hallazgo japonés da la razón a las dudas siempre cultivadas por el patriarca ortodoxo de Moscú, Alexis II, y confirmadas a fines de julio pasado en un encuentro en la capital rusa con el duque inglés Michael de Kent, emparentado con la dinastía de los Romanov.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores