Alcanzan acuerdo para ratificar Protocolo de Kyoto

El acuerdo que pone en marcha el proceso para la reducción de los gases responsables del efecto invernadero fue conseguido esta mañana, recién cuando Japón aceptó un borrador de compromiso presentado por el presidente de la conferencia, el holandés Jan Pronk, que cubría la mayor parte de las demandas a las que había supeditado su anuencia al documento.

23 de Julio de 2001 | 09:37 | Reuters
BONN.- Los ministros de Medio Ambiente de más de 170 países, excepto Estados Unidos, alcanzaron hoy en la Cumbre del Clima de Bonn, Alemania, un acuerdo que allana la vía a la ratificación del Protocolo de Kyoto contra el calentamiento global.

"Estoy muy complacido de que hayamos llegado a este resultado", dijo el presidente de la conferencia, el holandés Jan Pronk, al término de una maratoniana sesión nocturna celebrada en un hotel de Bonn.

El acuerdo que pone en marcha el proceso para la reducción de los gases responsables del efecto invernadero fue conseguido esta mañana, recién cuando Japón aceptó un borrador de compromiso presentado Pronk que cubría la mayor parte de las demandas a las que había supeditado su anuencia al documento.

Junto con las de Canadá, Australia y Rusia, la postura de Tokio obligó a los países de la Unión Europea y del Grupo 77 y China a efectuar amplias concesiones.

La aprobación de Japón - uno de los mayores contaminadores de la atmósfera - se había vuelto indispensable para la ratificación del Protocolo de Kyoto luego de que el nuevo gobierno de EE.UU. rechazara en marzo pasado el protocolo, por considerarlo lesivo a sus intereses económicos.

Para la ratificación y la entrada en vigor del protocolo elaborado en Kyoto en 1997 es necesaria la firma de países que sumen el 55 por ciento del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Hasta último momento, Japón había sido reticente a la ratificación del protocolo, a la espera de que se sumara Estados Unidos. La ministra de Japón, Yoriko Kawaguchi, instó, por ello, "a todos nuestros amigos a unirse a nuestros esfuerzos".

"Casi todos los países del mundo han elegido quedarse en el marco del Protocolo de Kyoto. Sólo uno ha quedado fuera", resaltó el jefe negociador de la Unión Europea, el belga Olivier Deleuze. "Nuestro mensaje al presidente (George Bush) es que hemos dejado la puerta abierta y le damos la bienvenida", indicó.

Sin embargo, la delegada estadounidense, Paula Dobriansky, confirmó en medio de los abucheos de los delegados en la sesión plenaria que su país no tiene intención de ratificar el protocolo, y tratará de "mantener su liderazgo en el área de asistencia a los países en desarrollo en sus prioridades sobre cambio climático".

La mayoría de los representantes de los distintos bloques y países calificaron de hito histórico el acuerdo alcanzado en duras y largas consultas. "Es un éxito de importancia histórica y un acuerdo honorable", resaltó el presidente del G-77, el iraní Bagher Asadi, cuyo bloque actuó en concordancia con la UE en los denodados esfuerzos en busca del consenso.

El delegado de Panamá, Emilio Sempris, describió el logro citando los primeros versos del himno nacional de su país, "Alcanzamos por fin la victoria en el campo feliz de la unión".

En las últimas horas de un tenso tira y afloja, los jefes de los grupos negociadores se concentraron en dos de las 15 páginas del borrador presentado por Pronk en la noche del sábado, sobre el sistema normativo para el cumplimiento de las obligaciones establecidas por el protocolo.

El régimen de cumplimiento había sido uno de los escollos que más dificultaban la vía del entendimiento, en especial entre los países europeos y el grupo integrado por Japón, Australia y Canadá.

Mientras la UE defendía fórmulas que garantizasen un sistema de cumplimiento eficaz de las cuotas de reducción, las otras tres naciones eran partidarias de no aprobar ninguna sanción o medida coercitiva.

La comisaria de Medio Ambiente de la UE, Margot Wallstroem, explicó que al final fue incluido un "sistema de alerta temprana" que permitirá actuar "cuando veamos que un país está yendo en la dirección equivocada, y las medidas que habrá que adoptar para cumplir el protocolo".

Las organizaciones ambientalistas saludaron el acuerdo alcanzado por los delegados de los 180 países asistentes a la conferencia. "El póker por la protección climática ha tenido éxito", señaló Greenpeace.

"Este sería el segundo paso importante después del Protocolo de Kyoto para un acuerdo climático vinculante que reduce los gases de efecto invernadero", dijo la organización.

Mediante el Protocolo elaborado en la ciudad japonesa de Kyoto en 1997, los países industrializados se comprometen a reducir hasta el 2012 en 5,2 por ciento sus emisiones de gases de efecto invernadero respecto de los niveles de 1990 y contrarrestar el cambio climático.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores