El tiempo es el peor enemigo para rescate del "Kursk"

Un portavoz admitió que existían ciertos riesgos en el salvamento y que el momento de incertidumbre se producirá a mediados de septiembre, cuando el submarino hundido a 108 metros de profundidad sea levantado a la superficie.

23 de Julio de 2001 | 11:32 | EFE
MOSCU.- La empresa Mammoet, encargada del rescate del "Kursk", descartó hoy problemas con los reactores atómicos del submarino nuclear pero admitió que pueden presentarse imprevistos durante el izado si empeora el tiempo en el lugar del naufragio.

Hasta el momento, la primera fase del rescate del "Kursk" cumple los plazos previstos y hoy se practicaron nuevas aberturas sobre el casco del sumergible, donde posteriormente se engancharán los cables que levantarán el navío a la superficie.

La velocidad del viento en el mar de Barents era de 13 metros por segundo, con olas moderadas y una buena visibilidad de diez kilómetros, condiciones que favorecieron la labor de submarinistas rusos y británicos a bordo del buque "Mayo" y bajo el agua.

El "Mayo" y sus buzos son las estrellas de la primera fase de la recuperación del "Kursk", que consiste en practicar 26 "ventanas tecnológicas" sobre el casco para enganchar los cables para levantarlo y cortar la proa del sumergible, que no será recuperada este año.

El servicio de prensa del Kremlin, que supervisa el rescate para evitar que se repitan las críticas contra el Presidente Vladímir Putin cuando naufragó el "Kursk" el 12 de agosto pasado, difundió esta mañana las primeras imágenes tomadas con robots.

El vídeo mostró la proa del submarino, un amasijo de hierros retorcidos, destrozada por la explosión que causó o que fue el resultado del naufragio del "Kursk".

Confirmó que en torno a la proa no hay torpedos o fragmentos de éstos que pudieran amenazar a los buzos cuando instalen estos días los cilindros hidráulicos que accionarán la sierra de cadena utilizada para separar la primera sección del resto del casco.

De la misma opinión fue el representante de la empresa holandesa Mammoet, Viacheslav Zajárov, quien dio hoy una entrevista por Internet a los lectores del diario digital "Gazeta.Ru" y trató de ofrecer confianza sobre el rescate del submarino.

Según Zajárov, "con seguridad absoluta los reactores nucleares del 'Kursk' están actualmente desconectados" y "no hay nada que indique que estos dispositivos pueden entrar en régimen de trabajo activo".

Zajárov comentó así las críticas vertidas en los últimos días contra la operación de rescate por el riesgo de que un nuevo accidente durante el izado del "Kursk" pudiera causar una catástrofe atómica en el Artico.

Pero el portavoz de Mammoet admitió que existían ciertos riesgos en el salvamento y que el momento de incertidumbre se producirá a mediados de septiembre, cuando el submarino hundido a 108 metros de profundidad sea levantado a la superficie.

En esas fechas, una vez separada la proa del navío y enganchados los 26 cables de izado, las grúas a bordo de un pontón doble que ahora se construye en Murmansk levantarán hasta unos cien metros las casi 18.000 toneladas del "Kursk".

A dos aguas, el submarino será conducido a puerto para su examen, recuperación de los cuerpos de los 106 tripulantes atrapados en su interior y posterior desguace.

"La situación más imprevista puede ocurrir en el momento del izado, que durará entre ocho y diez horas, si hay una tormenta", explicó Zajárov.

Subrayó que hay planes alternativos y que todo dependerá de la "altura a la que se haya levantado el submarino" cuando se produzca una eventual tormenta en el lugar del naufragio.

Marinos y submarinistas ya manifestaron su preocupación por las fechas en que se izará el "Kursk", pues ya en agosto empeoran las condiciones atmosféricas en el mar de Barents y en septiembre se siente el cercano invierno.

Un retraso de días o, peor aún, de semanas podría dar al traste con toda la operación.

Zajárov dijo que el levantamiento ahora del "Kursk", prometido por Putin el año pasado, es importante y no sólo para rescatar los cuerpos de los tripulantes y enterrarlos.

"Alguien está intentando penetrar allí y la mejor manera de evitar esa intromisión es retirar el objeto", señaló, en referencia al interés de barcos y submarinos extranjeros por el lugar del naufragio y los secretos que guarda el "Kursk".

Y aunque los reactores no ofrecen peligro aparente de contaminación radiactiva, "si algo sucede no lejos del lugar del naufragio, entonces siempre se podrá decir que todo ello procede el 'Kursk"', dijo Zajárov.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores