Perú: Arrestan a ex funcionarios del gobierno de Fujimori

Las autoridades judiciales dicen que la ex Fiscal de la Nación, Blanca Colán y al ex jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, José Portillo, están implicados en la red de corrupción tramada por el recluido ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos, para mantener a Fujimori en el poder indefinidamente.

26 de Julio de 2001 | 13:12 | AP
LIMA.- La policía judicial arrestó a la ex Fiscal de la Nación, Blanca Colán y al ex jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, José Portillo, bajo cargos de actos ilícitos cometidos durante el gobierno del destituido presidente Alberto Fujimori.

Colán y Portillo fueron detenidos la noche del miércoles en sus respectivas residencias.

Las autoridades judiciales dicen que ambos están implicados en la red de corrupción tramada por el recluido ex asesor presidencial y ex jefe de facto del servicio de espionaje, Vladimiro Montesinos, para mantener a Fujimori en el poder indefinidamente.

El vocal supremo José Luis Lecaros investiga a Colán por los delitos de enriquecimiento ilícito, encubrimiento, omisión de denuncia y falsedad.

Según el magistrado, Colán no pudo explicar convincentemente cómo adquirió aquí una espaciosa y lujosa mansión valorizada en 800.000 dólares, cifra que no guarda relación con el salario mensual que tenía cuando era magistrada.

Además, Colán es acusada de no haber investigado ni denunciado a Montesinos cuando en la década de 1990 el condenado narcotraficante Demetrio Chávez, declaró que entre 1991 y 1992 pagaba al entonces asesor presidencial 50.000 dólares mensuales para transportar cocaína en avionetas desde Campanilla, en la selva del noreste, hasta Colombia.

En cambio, Colán se presentó en una televisora y defendió a Montesinos, argumentando que era un funcionario probo y que no se podía creer en las palabras de un narcotraficante.

La estrecha relación amistosa entre Colán y Montesinos fue probada con un vídeo donde aparecen juntos departiendo con ocasión del cumpleaños de Samantha, una de las hijas del ex asesor.

También se acusa a Colán de haber cesado, cambiado o nombrado magistrados, desde su cargo en el Ministerio Público, a petición de Montesinos, según la conveniencia de Fujimori para permanecer en el poder.

El juez anticorrupción Jorge Barreto Herrera abrió instrucción a Portillo por la falsificación de más de un millón de firmas de ciudadanos para la inscripción, en el Jurado Nacional de Elecciones, para los comicios generales del año pasado, de un frente denominado Perú 2000, que iba a respaldar a Fujimori en ese proceso.

La inscripción de dicho frente quedó sin efecto cuando la prensa independiente descubrió la falsificación y se ocupó del caso ampliamente.

Las autoridades judiciales dijeron que, según las investigaciones, la falsificación de las firmas fue tramada por Montesinos y ejecutada por Portillo quien desde su cargo facilitó papeles, lápices y padrones de elecciones anteriores para copiar nombres y falsificar firmas de votantes.

En conexión con este caso 60 personas han sido encausadas, 37 de las cuales tienen orden de detención y 23 mandato de comparencia, dijeron las autoridades.

Antes de su encarcelamiento Portillo dijo a periodistas que estaba tranquilo, pero indignado, y que confiaba en la justicia; mientras que Colán denunció la detención como "un abuso y una venganza política".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores