Nueva jornada de violencia en Medio Oriente

Fuertes enfrentamientos se registraron este domingo entre la policía israelí y cientos de manifestantes musulmanes, en la celebración hebrea que recuerda la destrucción de los templos judíos en la zona más conflictiva de Jerusalén, pues ahí se encuentran los restos del Muro de los Lamentos y la Mezquita de Al Aqsa, uno de los tres lugares más sagrados para el Islam.

29 de Julio de 2001 | 16:38 | AP
JERUSALEN.- La policía israelí ocupó este domingo el complejo de mezquitas más conflictivo de Jerusalén y arrojó granadas de contusión a musulmanes que apedreaban a los judíos que oraban frente al Muro de los Lamentos.

Por lo menos 15 policías y 10 palestinos fueron heridos en el complejo situado al tope de una colina -la explanada de las mezquitas o monte de El Templo- donde estalló hace 10 meses en una confrontación similar la actual ola de violencia entre israelíes y palestinos.

Las tropas israelíes se enfrentaron a varios manifestantes palestinos en varias poblaciones de Cisjordania. La policía permaneció dentro del complejo de mezquitas varias horas después de los enfrentamientos, y se retiró por la noche, sin que ocurrieran más incidentes.

La Autoridad Palestina, encabezada por Yasser Arafat, emitió un comunicado en el que agradeció a un gran número de países, incluso Estados Unidos, por intervenir en busca de solucionar el conflicto en Oriente Medio. "Como resultado de los esfuerzos árabes e internacionales, especialmente aquellos del gobierno estadounidense y de la Unión Europea... las fuerzas (israelíes) levantaron su sitio", dice el comunicado.

La policía israelí ya había anticipado dificultades para este domingo, en la celebración judía de Tisha B'Av, en que se conmemora la destrucción de los templos judíos en ese lugar en los años 586 AC y 70 antes de Cristo.

El complejo es el tercer sitio santo de mayor importancia para el Islam. Está construido sobre las ruinas de dos templos judíos bíblicos, el sitio más sagrado para los judíos.

El primer incidente del día fue protagonizado por un contingente policial que bloqueó a unos 30 miembros de un grupo judío ultranacionalista que marchaba hacia el complejo de las mezquitas. Poco después, unos musulmanes que estaban dentro del perímetro empezaron a arrojarles piedras, ladrillos y botellas a cientos de judíos que oraban ante el Muro de los Lamentos, una pared exterior del complejo.

Muchos de los judíos se fueron del lugar. Algunos levantaron sillas de plástico o mantas de oración sobre sus cabezas, como escudos. Luego, unos 400 policías con cascos y escudos se enfrentaron a centenares de jóvenes palestinos, quienes lanzaron piedras cerca de las dos mezquitas que conforman el complejo.

Socorristas palestinos dijeron que las fuerzas israelíes dispararon también balas recubiertas de goma, pero la policía de Israel lo negó.

La confrontación de este domingo provocó varias protestas en Cisjordania. Cerca de la ciudad de Ramala, tres palestinos y dos soldados israelíes resultaron heridos en un enfrentamiento a tiros.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores