Cierran aeropuerto de Catania por lluvia de cenizas de volcán Etna

La montaña más grande de Sicilia no para de arrojar lava, que según Protección Civil de Italia baja a una mayor velocidad que en las horas pasadas y de nuevo amenaza al centro turístico del Refugio Sapienza.

30 de Julio de 2001 | 09:16 | EFE
CATANIA(Italia).- El aeropuerto de Catania fue cerrado hoy de nuevo al tráfico aéreo debido a la intensa lluvia de ceniza que el volcán Etna está arrojando sobre la ciudad y todos los pueblos de la zona.

El aeródromo de Fontanarossa fue cerrado a mediodía y reabrirá a las 18.00 horas (16.00 GMT), siempre que cese la lluvia de cenizas y dé tiempo a limpiar todas las pistas, según dijeron fuentes de Aviación Civil.

Todos los vuelos con dirección a Catania han sido desviados hasta el aeropuerto Punta Raisi, de Palermo, la capital siciliana. Los que tenían que partir de Fontanarossa han sido cancelados.

Fontanarossa tiene gran tráfico, ya que cubre una amplia zona turística, entre ella la monumental Taormina, la localidad turística más importante de Sicilia.

El pasado fin de semana también hubo que cerrar Fontanarossa por el mismo motivo. Según, Aviación Civil, las cenizas pueden causar problemas a los motores de los aviones y originar accidentes, e impiden aterrizajes y despegues en condiciones de seguridad.


El personal de Protección Civil y del cuerpo de ingenieros del Ejército levantan terraplenes para intentar desviar el curso de la colada de lava.

Hasta el momento lo han logrado, aunque la lava se tragó varios pilones de un teleférico y una cochera de máquinas quitanieves. Sin embargo, según Protección Civil, si el magma sale con el vigor que lo hace en estas últimas horas será más difícil desviarlo.

"Hay que intentar desviarlo desde lo alto antes de que llegue a esta zona", dijo Franco Barberi, director de Protección Civil.

Las plegarias de ayer de diez mil personas y del arzobispo de Catania, Luigi Bonmarito, que se reunieron en las faldas del volcán para calmarle, no han dado de momento el resultado buscado.

Los vecinos de los pueblos levantados en las faldas del Etna rezan para que cese la lava, que amenaza la actividad turística en la zona, de la que viven en su mayor parte.

Bonmarito ofició una misa en el Santuario de la Virgen de la Roca, levantado en las faldas del Etna, al que bendijo.

"Bendigo esta montaña e invoco la misericordia de Dios para que se cierren las bocas (del volcán), dijo Bonmarito, convencido de que cuanto "más calientes" (intensas) sean las plegarias, "más fría será la erupción", es decir, se aplacará.

El Etna, de 3.340 metros de altitud, es la montaña más grande de Sicilia.

Se le conocen 90 erupciones, algunas de las cuales duraron varios años. La más violenta se registró en 1669, cuando la lava llegó hasta Catania, la segunda ciudad más grande de Sicilia, y destruyó parte de la misma.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores