General Krstic declarado culpable de genocidio

La condena a 46 años es por el delito de genocidio en relación a la masacre de 8 mil bosniomusulmanes en la ciudad de Srebrenica. Esta matanza de civiles es la más grave que ha ocurrido en suelo europeo desde el Holocausto judío, en la Segunda Guerra Mundial.

02 de Agosto de 2001 | 10:27 | Agencias
LA HAYA.- El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), con sede en La Haya, condenó hoy a 46 años de cárcel al general serbio Radislav Krstic, entre otros por delitos de genocidio en relación con la masacre de cerca de 8.000 bosniomusulmanes del enclave bosnio de Srebrenica, en julio de 1995.

El TPIY incluye en el acta de acusación contra Krstic, de 53 años, los delitos de genocidio, deportación, y graves malos tratos a la población civil, entre otros, enmarcados en operaciones de "limpieza étnica".

General serbio Radislav KrsticEl proceso de Krstic en La Haya incluyó la presentación en el Alto Tribunal de las Naciones Unidas de 128 testigos, muchos de ellos supervivientes de la masacre, y la presentación de cerca de 1.100 pruebas de cargo.

Con semblante sereno pero tenso, tras gruesos cristales a prueba de balas, el general escuchó en la sala oval del TPIY el relato de los hechos en Srebrenica, por boca del presidente de sala de la corte y en concreto los detalles de la operación lanzada sobre ese enclave por las fuerzas serbobosnias, comandadas por el general serbio Ratko Mladic, acusado también por La Haya, y actualmente prófugo de la justicia internacional.

Vestido con traje negro, corbata amarilla con dibujos negros y camisa blanca, Krstic, recordó -a la fuerza- la narración de los hechos, como en un "flash back".

El juez aludió al día 11 de julio de 1995, cuando Mladic, junto con varios oficiales serbobosnios, entró victorioso en Srebrenica, enclave teóricamente "protegido" por "cascos azules" de Naciones Unidas, entonando cánticos nacionalistas serbios.

El 12 de julio, Srebrenica era ya una "ciudad fantasma" en manos de las fuerzas serbobosnias, dijo el juez. Los civiles -cerca de 60.000- buscaron ayuda en la base de Naciones Unidas en la cercana Potocari y en concreto buscaron el apoyo del comandante del batallón holandés de Cascos Azules, Ton Karremans. No obstante, las fuerzas holandesas del "Dutchbat" nada pudieron hacer para evitar la masacre.

Los fusilamientos comenzaron al día 13 de julio de 1995, narró el juez. La masacre de Srebrenica está considerada la matanza de civiles más grave en suelo europeo desde el Holocausto judío, en la Segunda Guerra Mundial.

Aunque la fiscalía admite que cuando Krstic entró en Srebrenica ésta estaba casi vacía, el general "tenía que saber" lo que había ocurrido con los civiles, dada su proximidad en la línea de mando con Mladic.

El Parlamento holandés realizó una investigación de lo sucedido, ante el escándalo suscitado por la actuación, supuestamente negligente, de sus soldados durante la toma de Srebrenica.

El resultado de la investigación exculpó al "Dutchbat", dado que, según se dijo entre otras consideraciones, su armamento no permitía oponer resistencia a las tropas serbobosnias.

El TPIY fue creado por una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones de Unidas en 1993, con carácter temporal. A diferencia de sus predecesores de Tokio y Nuremberg, tras la Segunda Guerra Mundial, no pueden imponer condenas de muerte, sólo de cadena perpetua.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores