México impulsa reforma fiscal, tras golpe de desaceleración

El Presidente Vicente Fox se ha pronunciado a favor del federalismo al dar a los gobiernos estatales mayor autonomía en la administración de los recursos emanados de la recaudación local.

05 de Agosto de 2001 | 18:53 | Reuters
MEXICO DF.- El Presidente de México, Vicente Fox, dio un nuevo impulso el fin de semana a sus esfuerzos por conseguir apoyo para su impopular propuesta de incremento en los impuestos para alimentar las decaídas arcas públicas, mientras la economía nacional se enfría.

Fox se reunió el fin de semana con los gobernadores de 30 de los 31 estados del país, así como con el jefe de gobierno de la ciudad de México, en un esfuerzo para convencerlos de que ellos serán los principales beneficiarios de su propuesta.

"Coincidimos en que el país requiere una reforma hacendaria con sentido federalista", dijeron los gobernadores y Fox en un comunicado conjunto emitido la tarde del sábado, después de la reunión realizada en Guanajuato, estado natal de Fox.

Fox, que inició su mandato en diciembre y puso fin a 71 años de gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se ha pronunciado a favor del federalismo al dar a los gobiernos estatales mayor autonomía en la administración de los recursos emanados de la recaudación local.

Así, el Mandatario conservador considera que el desatar las manos a los gobernadores para administrar los recursos de los estados que gobiernan es una tentadora oferta que puede traerle aliados que apoyen la aprobación de su propuesta de reforma fiscal en el Congreso.

La propuesta basa su estrategia más fuerte de recaudación en la ampliación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), de 15 por ciento, a alimentos, medicinas y transporte, ahora exentos, entre otros.

El gobierno anunció el fin de semana que recortó el presupuesto de egresos para el primer semestre del año en unos 1.100 millones de dólares, incluso un recorte de 742 millones de dólares en el trimestre de abril a junio, para amortiguar una caída en los ingresos.

La recaudación menor a la esperada por el gobierno reforzó el efecto negativo de la desaceleración de la economía nacional, en línea con la que afecta a Estados Unidos, su principal socio comercial al ser destino de 90% de sus exportaciones.

Los analistas esperan que la economía mexicana crezca menos del dos por ciento en este año, después de un crecimiento de 6,9% del Producto Interno Bruto (PIB) registrado el año pasado.

La impopular propuesta de incrementar el IVA es clave para que el gobierno pueda incrementar la recaudación desde un equivalente de 11% del PIB hasta un 16%.

El gobierno sostiene que el incremento en los recursos públicos se traducirá en más escuelas y hospitales para los más pobres y reducirá la dependencia de México de las volátiles exportaciones de petróleo, que hoy representan la tercera parte de sus ingresos.

Oposición en el Congreso

El gobierno envió en abril su propuesta de reforma fiscal al Congreso, donde ha enfrentado una férrea oposición de los legisladores, incluyendo a algunos del partido de Fox, el derechista Partido Acción Nacional, pues sostienen que el aumento del IVA afectará a los más pobres.

Ningún partido tiene mayoría absoluta en el Congreso.

Los legisladores han dicho que ellos ven una pequeña oportunidad de que la propuesta sea discutida en un período extraordinario de sesiones, que debería ser convocado en este mes, pues el período ordinario comenzará el 1 de septiembre.

Pese al optimista comunicado conjunto, no quedó claro cuánta presión harían aplicar los gobernadores al Congreso y hasta qué grado apoyarían la propuesta de Fox. Algunos, incluso, hicieron evidente que tienen diferencias fundamentales con el mandatario conservador, que fue ejecutivo de la Coca Cola.

"Hay dos propuestas de nación, dos proyectos de nación; los que pensamos que debe prevalecer el proyecto social y la otra que está planteada en una dirección de mercado", dijo José Murat, gobernador del sureño y empobrecido estado de Oaxaca, una de las 18 entidades federales en las que aún gobierna el PRI.

Si bien, la reunión terminó sin acuerdos concretos, los gobernadores acordaron que próximamente sostendrán más encuentros para discutir varias propuestas para la reforma fiscal.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores