Arzobispo casado caído en desgracia toca a la puerta del Papa

Fuentes de la Iglesia dijeron que Milingo, quien es oriundo de Zambia, se apareció inesperadamente la noche del lunes en la residencia papal de verano, Castelgandolfo, en el sudeste de Roma, y pasó aproximadamente media hora dentro.

07 de Agosto de 2001 | 10:08 | Reuters
ROMA.- Emmanuel Milingo, el arzobispo que escandalizó al mundo católico al unirse a la secta del reverendo Sun Myung Moon y casarse con una coreana, viajó a Roma en un aparente intento por hacer las paces con el Papa Juan Pablo II.

Fuentes de la Iglesia dijeron que Milingo, quien es oriundo de Zambia, se apareció inesperadamente la noche del lunes en la residencia papal de verano, Castelgandolfo, en el sudeste de Roma, y pasó aproximadamente media hora dentro.

No estuvo claro si el arzobispo, de 71 años, un carismático curandero y exorcista, se reunió con el Papa en la residencia o si conversó con algún asistente papal.

La visita se llevó a cabo apenas dos semanas antes de que se cumpla el plazo del 20 de agosto para que Milingo regrese públicamente al redil, renuncie a la secta Moon y deje a su esposa o enfrente la excomunión.

La visita, la más reciente sorpresa por parte del colorido prelado disidente, podría conducir a una reconciliación personal de último minuto con el Vaticano.

Sin embargo, muchos observadores creen que la carrera de Milingo dentro de la Iglesia Católica Romana llegó esencialmente a su fin, después de la espectacular forma en que se unió a la secta Moon, en Nueva York, en mayo pasado.

Fuentes del Vaticano dijeron en esa ocasión que el Papa se sintió herido por la conducta de Milingo, ya que el Pontífice había sido con frecuencia tolerante con él cuando otros en la Iglesia consideraban que se le debía disciplinar por practicar curaciones de fe y exorcismo sin autorización.

El mes pasado, el Vaticano le leyó a Milingo la ordenanza de sedición religiosa y le ordenó cumplir con las condiciones establecidas por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Las condiciones fueron:

"(a) Abandonar (a su esposa) Maria Sung; (b) romper todo vínculo con la secta Federación Familiar para la Paz y la Unificación Mundial; (c) declarar públicamente su fidelidad a la doctrina y la disciplina eclesiástica del celibato y manifestar su obediencia al Supremo Pontífice mediante un acto claro e inequívoco.

La orden continuaba:

"Si el arzobispo Milingo no actúa formalmente para el 20 de agosto de 2001 para cumplir lo que aquí se requiere de él, le será impuesta la excomunión reservada a la San Sede".

Ruptura total

La excomunión es una ruptura total con la Iglesia. En los tiempos modernos ha sido poco usual, particularmente para prelados de alto rango.

La Iglesia Católica tiene estrictas reglas de celibato para su clérigos, a los que no se les permite casarse.

La boda celebrada en mayo, en Nueva York, una de 60 realizadas ese día, fue conducida por Moon, quien escogió a la esposa de Milingo. Sung es una acupunturista de Corea.

Moon, líder de la polémica Iglesia de la Unificación, es alabado como el mesías por sus seguidores, pero ha sido enérgicamente criticado en varios países.

Después de la boda, Milingo dijo a periodistas que no le preocupaba la amenaza de excomunión.

"Dios todavía está conmigo", dijo. "Amo a mi Iglesia".

Pero también se quejó de que el Vaticano lo estaba juzgando y tratando de ponerlo contra la pared.

En septiembre pasado, Milingo, quien se mudó a Roma en 1983, fue discretamente destituido de su cargo en un departamento del Vaticano.

En noviembre, el Vaticano emitió nuevas reglas estrictas sobre el exorcismo y las curaciones por fe. El nombre de Milingo no fue mencionado, pero aparentemente muchos de los reglamentos fueron redactados con él en mente.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores