Premier italiano admite posible exceso en reacción policial durante reunión G-8

Silvio Berlusconi admitió hoy que hubo un exceso en la reacción de las fuerzas de policía frente a los desórdenes en Génova durante la cumbre del G8 del 20 al 22 de julio.

09 de Agosto de 2001 | 14:00 | ANSA
ROMA.- El Premier italiano Silvio Berlusconi admitió hoy que hubo un exceso en la reacción de las fuerzas de policía frente a los desórdenes en Génova durante la cumbre del G8 del 20 al 22 de julio.

Los enfrentamientos causaron un muerto y centenares de heridos.

Durante una conferencia de prensa en el palacio de gobierno, Berlusconi agregó que "ciertamente se tendrá que intervenir por el exceso en la acción de las fuerzas del orden, cosa que anuncié desde el primer momento y que la magistratura está llevando adelante".

"También el ministerio del Interior está realizando investigaciones por su cuenta, que ya tuvieron consecuencias para algunas personas cuyos comportamientos fueron considerados no adecuados", agregó Berlusconi, en referencia a la exoneración del vicejefe de la policía italiana, el jefe del antiterrorismo y el jefe de la policía de Génova.

El Premier dijo que lo que más le "preocupa es que hemos heredado una policía que no tuvo un entrenamiento en lo que respecta al orden público", y que en esto no hubo culpas propias y ni siquiera de los gobiernos precedentes.

La policía "no tiene ni la preparación ni los equipos aptos para hacer frente a emergencias como las que se verificaron en Génova y que fueron algo nuevo, porque este movimiento contra todo se manifestó internacionalmente sólo en los últimos tiempos", subrayó Berlusconi.

El Premier teme que la emergencia se repita en ocasión de las próximas cumbres de la OTAN en Nápoles y de la FAO en Roma.

Medios de prensa dijeron que hoy el vicejefe del antiterrorismo (Digos) de Génova, Alessandro Perugini, está siendo indagado por violencia contra un joven, por la fiscalía de la capital lígure.

Los magistrados de Génova decidieron investigarlos tras haber visto filmaciones que muestran claramente a Perugini, vestido de civil, dando una patada a un joven manifestante tirado por el piso, golpeado ya precedentemente por otros policías.

Perugini es el primer responsable de la policía acusado por la justicia por las violencias de las fuerzas del orden durante la cumbre del G8.

"Hay una escalada de violencia que preocupa", señaló el Premier Berlusconi durante su conferencia de prensa, en referencia también a la explosión de un artefacto en el tribunal de Venecia de esta madrugada, que no provocó víctimas.

Berlusconi instó para que se concrete cuanto antes un clima político de mutua comprensión y tolerancia entre gobierno y oposición.

"Lamentablemente existe una escalada de violencia que nos preocupa. Hay bombas que explotan, no creo que sea un clima que nos pueda dejar tranquilos", dijo el premier.

Berlusconi reiteró su plena "solidaridad a las fuerzas del orden" en relación con su actuación durante la cumbre del Grupo de los Ocho más poderosos de la Tierra, y dijo que "en vez de procesar a la policía, sería necesario procesar a las organizaciones violentas que ya anunciaron querer intervenir" en las próximas cumbres.

"No comparto para nada lo que está sucediendo en nuestro país", dijo en referencia a las polémicas del G8.

"Hay que apuntar los reflectores sobre las organizaciones violentas, con raíces anárquicas y nihilistas, de las cuales es necesario preocuparse. Hay que ver quien es culpable de instigación, de sostén, de cobertura, de colusión", afirmó Berlusconi.

El Premier recordó que el G8 "consiguió un éxito diplomático y político y no es culpa nuestra si luego la actitud masoquista de cierta parte política apuntó la atención sobre lo que sucedió en materia de orden público".

El jefe de gobierno refirió que cartas con amenazas y balas fueron enviadas al ministro del Interior, Claudio Scajola, a él mismo y a dirigentes de la oposición, como Claudio Mastella.

Informó también que son al menos 50 las personas que afirman haber sido golpeadas en el cuartel genovés de Bolzaneto, usado como centro de detención tras los choques del G8.

Algunas presentaron denuncia formal mientras otras declararon a los jueces de haber sido golpeadas durante los interrogatorios.

Según informó la fiscalía de Génova, las denuncias por malos tratos están aumentando.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores