Ola de calor obliga a cerrar oficinas en amplia región de EE.UU.

Las oficinas estatales dejaron de prestar servicios a partir de las 14.00 hora local (1800 GMT), tratando de evitar que el incremento de la demanda de energía para los equipos de aire acondicionado en horas de la tarde deje zonas de las ciudades de Nueva York y Newark sin electricidad y provoque un caos en servicios esenciales.

09 de Agosto de 2001 | 18:26 | Reuters
NUEVA YORK.- Funcionarios de los estados norteamericanos de Nueva York y Nueva Jersey ordenaron el jueves el cierre de las oficinas estatales que no prestan servicios esenciales, para tratar de ahorrar energía eléctrica ante el enorme aumento de la demanda por una ola de calor.

Las regiones nordeste y central de Estados Unidos sufren una intensa ola de calor desde hace cinco días, que ha causado al menos 13 muertos, y los meteorólogos pronosticaron que los termómetros continuarán subiendo durante el fin de semana.

Las oficinas estatales dejaron de prestar servicios a partir de las 14.00 hora local (1800 GMT), tratando de evitar que el incremento de la demanda de energía para los equipos de aire acondicionado en horas de la tarde deje zonas de las ciudades de Nueva York y Newark sin electricidad y provoque un caos en servicios esenciales, como hospitales y aeropuertos.

Los usuarios del tren subterráneo de la metrópoli neoyorquina sufrían temperaturas que los hacía sentirse como en un horno, mientras en ciudades aún más al norte y en la región central del país el calor afectaba a millones de personas y las autoridades instaban a salir a la calle sólo en caso de necesidad.

En Nueva York, la temperatura registró el jueves en la mañana 39 grados centígrados, a pesar de que aún no habían llegado las horas de mayor calor.

Un experto del Servicio Nacional de Meteorología explicó que la temperatura registrada el jueves al mediodía en Nueva York, 38,33 grados centígrados, había quebrado un récord que existía desde el 9 de agosto de 1949, cuando la temperatura alcanzó 38,0 grados.

En otras ciudades de estados del nordeste - desde Virginia hasta Maine - el termómetro sobrepasó los 38 grados centígrados.

La demanda de electricidad fue tan alta en Nueva York debido al intenso uso de los aparatos de aire acondicionado que las luces parpadeaban en muchos edificios y en algunas zonas del área metropolitana ocurrieron apagones.

En la estación del tren subterráneo de Times Square, Christopher Hercules, de 21 años, se secaba el sudor que le corría por la cara con una toalla empapada.

"Es mucho más caliente aquí que en la calle, parece como si uno estuviera dentro de un horno... !Estoy echando de menos mi trabajo!", dijo el joven, quien trabaja como salvavidas en una piscina de un hotel de Manhattan y tenía el día libre.

En ciudades de la zona central de Estados Unidos, como Chicago y Detroit, también se reportaron temperaturas elevadas, pero a diferencia de la región nordeste, podían esperar algún alivio debido a un área de tormentas eléctricas acompañadas por lluvias que se desplaza en su dirección.

En el estado de Kentucky se ha informado de tres muertes relacionadas directamente con la ola de calor. Las tres víctimas eran trabajadores del sector de la construcción.

En el estado de Wisconsin han muerto 10 personas desde que comenzó la ola de calor, hace cinco días.

Los meteorólogos han explicado que las altas temperaturas, en conjunción con el elevado índice de humedad que afecta la región, han hecho que la sensación térmica en varios estados del nordeste alcance entre 41 y 43 grados centígrados.

Los expertos advirtieron que el viernes continuarán subiendo las temperaturas en las ciudades que no sean refrescadas por la lluvia - como Nueva York, Newark, Filadelfia y Washington - que podrían soportar temperaturas promedio de 33 grados centígrados, con máximas mucho más elevadas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores