EE.UU. y Gran Bretaña bombardean objetivos iraquíes

Los bombardeos de la aviación aliada -los segundos que se producen esta semana- se hicieron "en respuesta" a ataques iraquíes desde posiciones antiaéreas, agregaron las fuentes.

10 de Agosto de 2001 | 08:20 | EFE
WASHINGTON.- Las fuerzas aéreas de EE.UU. y el Reino Unido alcanzaron hoy tres objetivos iraquíes durante una operación de vigilancia en la zona de exclusión aérea del sur de Irak, informaron fuentes oficiales.

Los bombardeos de la aviación aliada -los segundos que se producen esta semana- se hicieron "en respuesta" a ataques iraquíes desde posiciones antiaéreas, agregaron las fuentes.

El operativo recibió con anterioridad la aprobación del Presidente George W. Bush, que se encuentra de vacaciones en su rancho de Crawford (Texas).

La aviación estadounidense y británica utilizó misiles de precisión y con esos ataques alcanzó un centro de comunicaciones, otro de radar y un tercero de lanzamiento de misiles tierra-aire, dijo hoy un portavoz del Comando Central de EE.UU. en Tampa (Florida), el coronel Rick Thomas.

El militar no añadió más detalles sobre la amplitud de los daños causados a los puestos iraquíes o si hubo víctimas, pero sí dijo que los pilotos volvieron a sus bases sin novedad.

Otras fuentes militares indicaron que la operación fue realizada por unos 20 aviones de combate estadounidenses y británicos, que contaron con el apoyo de otros 30 aviones de vigilancia electrónica.

Los aviones estadounidenses salieron desde el portaaviones USS Enterprise, que navega por aguas del Golfo Pérsico, así como de otras bases militares estadounidenses en la región.

La frecuencia de las operaciones de represalia de EE.UU. y Reino Unido contra Irak en las dos zonas de exclusión aérea al norte y al sur de ese país han aumentado desde que hace unas semanas las fuerzas de defensa iraquíes estuvieron a punto de derribar un avión estadounidense.

En julio pasado, los iraquíes dispararon un misil de fabricación rusa contra un avión de espionaje U-2 estadounidense que sobrevolaba la zona de exclusión aérea del sur iraquí.

Cazas de Estados Unidos y el Reino Unido patrullan las zonas de exclusión aérea establecidas por ambos países y Francia en Irak después de la guerra del Golfo Pérsico, de febrero de 1991, y en las que son habituales los bombardeos aliados.

El Gobierno de Bagdad no reconoce esas exclusiones y ha instalado sus baterías antiaéreas cerca de las zonas de prohibición a los vuelos iraquíes.

Hace tres días, aviones de combate de EE.UU. bombardearon también objetivos militares en el norte de Irak, en una acción que el Pentágono calificó como de "autodefensa" tras ser atacados con misiles tierra-aire.

El secretario de Defensa de EE.UU., Donald Rumsfeld, afirmó entonces que Irak había reconstruido sus defensas aéreas poco después del bombardeo aliado contra radares de comunicaciones el 16 de febrero pasado.

EE.UU. considera que los ataques de los militares iraquíes contra los aviones aliados que patrullan las zonas de exclusión aérea al norte y al sur del país son cada vez más agresivos.

Recientemente el portavoz del Departamento de Defensa, el vicealmirante Craig Quigley, dijo que el presidente de Irak, Sadam Husein, "hace todo lo posible por derribar un avión de la coalición... Está subiendo el tono. Disparan casi a diario".

El Presidente de ese país ha ofrecido una recompensa para el militar que derribe un avión aliado.

Los aviones de combate y de reconocimiento aliados suelen volar desde sus bases en Kuwait y Arabia Saudí a la zona de exclusión aérea del sur de Irak, mientras que los que patrullan en la zona norte, lo hacen desde Turquía.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores