Guerrilla albanesa acepta acuerdo de paz para Macedonia

El UCK no participó en esas conversaciones debido a que las autoridades macedonias se negaron a negociar con "terroristas" que, con sus actuaciones en el norte y noroeste macedonio, desataron en febrero pasado la crisis en este país.

11 de Agosto de 2001 | 08:25 | EFE
PRISTINA, Yugoslavia.- El líder político de la guerrilla albanesa que actúa en Macedonia, Ali Ahmeti, dijo que sus tropas aceptan el acuerdo de paz logrado entre políticos eslavos y albaneses y que están dispuestas a desarmarse.

A la vez negó que su formación, el Ejército de Liberación Nacional (UCK) sea responsable de los ataques que desde el miércoles pasado se han cobrado la vida de una veintena de efectivos gubernamentales macedonios y provocó un agravamiento de la situación en el país.

"En principio estamos de acuerdo con la plataforma adoptada por la Unión Europea y EEUU y por los partidos políticos albaneses que participaron en esas negociaciones", manifestó Ahmeti en un programa en albanés difundido hoy en Kosovo.

Se refirió así al preacuerdo de paz que los políticos de la mayoría eslava y de la minoría albanesa de Macedonia lograron el miércoles pasado tras más de un mes de negociaciones celebradas bajo mediación de los enviados especiales de la UE y EEUU, Francois Léotard y James Pardew, respectivamente.

El UCK no participó en esas conversaciones debido a que las autoridades macedonias se negaron a negociar con "terroristas" que, con sus actuaciones en el norte y noroeste macedonio, desataron en febrero pasado la crisis en este país.

Ahmeti aseguró que el documento sobre solución pacífica de la crisis macedonia, que los políticos eslavos y albaneses deberían firmar oficialmente el lunes próximo, cuenta con el apoyo del UCK.

Afirmó que, conforme a ese acuerdo "los albaneses (de Macedonia) realizarán su proyecto, que es lograr la igualdad de derechos en su Estado". A la vez, se abrirán perspectivas para la integración del país en las estructuras euroatlánticas, afirmó el líder político del UCK.

El acuerdo político contiene una plataforma de cambios constitucionales que otorguen mayores derechos a la minoría albanesa de Macedonia, que constituye al menos un 25 por ciento de los dos millones de habitantes de ese país.

Está previsto que simultáneamente al proceso de la aprobación parlamentaria de esas reformas los guerrilleros depongan voluntariamente las armas y las entreguen a unos 3.500 efectivos de la OTAN que se desplegarán en Macedonia para efectuar la recolecta y destrucción del armamento.

Ahmeti afirmó que ya ha elaborado el plan con el enviado especial de la OTAN, Peter Feith, sobre el desarme del UCK y afirmó que ese proceso se desarrollará por fases y concluirá en 45 días.

Tras negar que el UCK sea responsable de los últimos ataques en Macedonia, aseguró que en las zonas en las que se produjeron (unos kilómetros al este de la ciudad noroccidental de Tetovo y en el monte de Crna Gora, al norte de Skopje), "no hay combatientes albaneses, por lo que nosotros no somos responsables" de los mismos.

La agencia macedonia Makfax afirmó anoche que de los ataques de los últimos días es responsable un grupo radical de un centenar de guerrilleros, encabezado por Xhavid Hasani.

Hasani, que es oriundo de la localidad septentrional macedonia de Tanusevci, habría negado su obediencia a Ahmeti y al líder militar del UCK, Gezim Ostreni, y se niega a aceptar el acuerdo de paz y deponer las armas, según esta fuente.

Otros medios macedonios atribuyeron los ataques a una nueva formación denominada Ejército Nacional Albanés, pero Ahmeti negó tener conocimiento de su existencia.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores