Esposa de Obispo Milingo inicia huelga hambre

El propósito de la esposa de Milingo, de 43 años, es el de reunirse con su cónyuge, en paradero desconocido desde mediados de la pasada semana en un supuesto "retiro espiritual".

14 de Agosto de 2001 | 07:56 | EFE
ROMA.- La coreana María Sung, esposa de Emmanuel Milingo, ex obispo emérito de Lusaka, comenzó hoy una huelga de hambre como medida de presión para poder reunirse con su marido, al que asegura que la jerarquía eclesiástica tiene retenido contra su voluntad.

"Ayunaré hasta que mi marido sea libre para reunirse conmigo, o hasta mi propia muerte", aseguró hoy Sung en Roma, y señaló que acudirá cada mañana a la Basílica de San Pedro del Vaticano para rezar.

"Estamos casados -explicó- ante Dios, y si El decide que esto ya no es así, estoy preparada para morir, para que mi espíritu acompañe siempre a mi marido".

El propósito de la esposa de Milingo, de 43 años, es el de reunirse con su cónyuge, en paradero desconocido desde mediados de la pasada semana en un supuesto "retiro espiritual".

María Sung insistió en su certeza del regreso de su marido y recordó que éste "reflexionó mucho antes de tomar la decisión de la boda, y no se volverá atrás".

La pareja contrajo matrimonio en mayo pasado en Nueva York en una ceremonia colectiva de la secta Moon, lo que motivó para Milingo una amenaza de excomunión por parte del Vaticano.

El prelado africano ya había tenido anteriormente diferencias con la Santa Sede, que no aprobaba sus prácticas exorcistas y su estilo poco ortodoxo al oficiar ritos religiosos.

Tras una reunión por sorpresa celebrada la pasada semana en Castelgandolfo entre Juan Pablo II y Milingo, el prelado "rebelde" está en un establecimiento religioso, en el que supuestamente reflexiona sobre su regreso al seno de la Iglesia Católica, para lo que es condición imprescindible que abandone a su esposa y se aleje de la secta Moon.

La señora Milingo, que ayer apuntó la posibilidad de estar embarazada, insiste en que su marido está "secuestrado" y no es libre para reunirse con ella.

Sobre el eventual daño que su huelga de hambre podría causar al feto, María Sung afirmó hoy que Milingo "es más importante" para ella que su propia salud o su situación personal.

Agregó que desconocía que su marido, como miembro de la Iglesia Católica, no era libre para contraer matrimonio y volvió a pedir respeto para los derechos humanos de ambos.

Sobre su boda celebrada por el reverendo Moon, Sung recordó que el líder de la secta coreana únicamente les "propuso" unirse en matrimonio, pero subrayó que la decisión final les correspondió a ellos y fue tomada con total libertad.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores