IRA retiró su oferta de un desarme completo y verificable

Por no existir condiciones adecuadas para llevar adelante el proceso, el Ejército Republicano Irlandés (IRA) echó pie atrás este martes y retiró su oferta de la semana pasada de efectuar un desarme "completo y verificable" de su arsenal, que tenía por objeto sumar esfuerzos en el alicaído proceso de paz para la región.

14 de Agosto de 2001 | 09:49 | Reuters
BELFAST.- El Ejército Republicano Irlandés propinó un fuerte golpe este martes al debilitado proceso de paz en Irlanda del Norte al anunciar que retiraba su oferta hecha la semana pasada de deponer las armas en forma "completa y verificable".

El IRA, que la semana pasada acordó un método confidencial para deponer las armas, dijo en un comunicado enviado a los medios de Belfast que no llevaría a cabo su ofrecimiento y acusó a los partidos probritánicos de la provincia de no respetar su parte del acuerdo en el proceso de paz.

Londres y Dublín habían elogiado la oferta del IRA como un paso importante hacia una fórmula para estabilizar el histórico acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998.

Sin embargo, los partidos probritánicos dijeron que querían hechos, no promesas del IRA, cuyo incumplimiento para deponer las armas ha sido un considerable obstáculo para la paz.

La semana pasada, el IRA había acordado con el organismo independiente de desarme de la provincia, liderado por el general canadiense John de Chastelain, un método para deponer las armas que ha utilizado en su campaña de 30 años contra el control británico de la provincia.

El IRA dijo que su propuesta no tenía precedentes y "suponía una decisión muy difícil para nosotros y problemas para nuestra organización".

Pero el rechazo de los unionistas y la suspensión durante 24 horas por parte del Reino Unido del autogobierno de Irlanda del Norte durante el fin de semana fue "totalmente inaceptable", dsegún el texto.

"No existen condiciones para avanzar en nuestra propuesta. Retiramos por lo tanto nuestra propuesta", dijo el comunicado del IRA.

Londres utilizó un mecanismo legal que le permitía ganar tiempo para más negociaciones para salvar el pacto de paz congelando durante sólo un día el autogobierno de la provincia, uno de los grandes logros del acuerdo del Viernes Santo.

Gran Bretaña e Irlanda quieren que los partidos de la provincia utilicen las próximas seis semanas para tratar de resolver los principales problemas a los que se enfrenta el proceso de paz: disputas sobre desarme, cambios en la policía de la provincia y reducción de la presencia militar británica.

Los esfuerzos de paz recibieron otro golpe con la detención en Colombia el lunes de tres hombres que según medios serían miembros del IRA.

Junto con otros importantes grupos armados de Irlanda del Norte, el IRA está observando actualmente un alto el fuego.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores