El proceso de paz en Irlanda en un período de incertidumbre

En medio del pesimismo que se ha apoderado del Ulster esta semana, los familiares de las víctimas del ataque contra el centro de la localidad de Omagh asisten hoy a un servicio religioso para recordar la tragedia, que costó la vida a 29 personas, dos de ellas españolas, y heridas a más de doscientas.

15 de Agosto de 2001 | 07:21 | EFE
BELFAST, Reino Unido.- El proceso de paz del Ulster atraviesa un período de incertidumbre después de retirar el IRA su oferta sobre desarme y de la detención de tres de sus miembros en Colombia, al cumplirse hoy el tercer aniversario del atentado de Omagh.

En medio del pesimismo que se ha apoderado del Ulster esta semana, los familiares de las víctimas del ataque contra el centro de la localidad de Omagh asisten hoy a un servicio religioso para recordar la tragedia, que costó la vida a 29 personas, dos de ellas españolas, y heridas a más de doscientas.

El atentado con coche-bomba, perpetrado por el IRA Auténtico, grupo escindido del Ejército Republicano Irlandés (IRA), fue el más sangriento de la conflictiva historia de Irlanda del Norte.

Para coincidir con la fecha del ataque, la policía norirlandesa lanzó hoy una nueva investigación para tratar de dar con los responsables de la matanza del 15 de agosto de 1998.

En una rueda de prensa en Omagh, la policía pidió la ayuda ciudadana y recalcó que la investigación se hará en colaboración con las fuerzas del orden en la República de Irlanda.

Hasta ahora nadie ha sido juzgado por ese atentado terrorista y sólo se han presentado cargos contra un hombre en la República de Irlanda, acusado de conspiración para causar una explosión.

El coche-bomba estalló en el centro de Omagh (oeste del Ulster) y sorprendió a un grupo de 28 niños españoles con sus monitores, que visitaban la ciudad y disfrutaban de unos días de vacaciones en el condado de Donegal (República de Irlanda).

Mientras, Irlanda del Norte tiene por delante seis semanas difíciles, en las que los partidos tendrán que poner todo su empeño para superar las desconfianzas y encontrar alguna forma de resolver el mayor escollo: el desarme del IRA.

Este plazo comenzó el pasado domingo tras la suspensión por veinticuatro horas de la autonomía norirlandesa, ante la falta de un acuerdo entre los partidos sobre la entrega de armas, la reforma de la policía y la desmilitarización de la provincia.

La retirada de la propuesta del IRA de inutilizar sus armas por "completo" y de forma "verificable" y el arresto en Bogotá de tres irlandeses miembros de la banda terrorista añade más problemas.

La oferta de desarme que hizo el IRA a la Comisión Internacional Independiente del Desarme (IIDC), que preside el general John de Chastelain, era considerada como un "paso histórico".

Pero el rechazo de los unionistas a aceptarla y la suspensión de la autonomía enfurecieron a los republicanos.

No obstante, el dirigente del Sinn Fein Alex Maskey aseguró hoy que el IRA -que mantiene el alto el fuego declarado en julio de 1997- no supone un peligro para el proceso de paz.

"Creo que el IRA está totalmente comprometido con el proceso de paz, pero sé que las fuerzas británicas están militarizando la frontera (del Ulster con la República de Irlanda) y que los paramilitares protestantes se están armando otra vez", declaró Maskey, quien es miembro de la Asamblea norirlandesa.

La última crisis comenzó el pasado 1 de julio cuando el líder unionista David Trimble presentó su dimisión como ministro principal ante el rechazo del IRA a entregar sus arsenales.

Los unionistas exigen una fecha concreta sobre la entrega de las armas del IRA, petición que se espera se refuerce aún más en las próximas semanas a la luz de los arrestos en Colombia.

Al parecer, los tres detenidos entrenaban a los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y fueron arrestados en Bogotá cuando se disponían a viajar a Europa.

Dos de ellos fueron identificados como Martin McCauley y James Monaghan, mientras que el tercero, que utiliza el nombre de un menor fallecido, David Bracken, ha sido identificado por las autoridades colombianas como Niall Connolly.

Uno de ellos, Monaghan, fue miembro del Sinn Fein y llegó a ser fotografiado en una reunión del partido en 1989, en la que también estaba presente el líder, Gerry Adams.

El presidente honorario del Sinn Fein, Mitchel McLaughlin, admitió anoche que conocía a Monaghan, pero recalcó que éste dejó el partido "hace ya unos años".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores