Legisladores denuncian persecución política en Perú

El Congreso inhabilitó de sus funciones por cinco años a Luz Salgado y Carmen Lozada, legisladoras del grupo Cambio 90-Nueva Mayoría de Fujimori, destituido el año pasado por "incapacidad moral".

17 de Agosto de 2001 | 22:48 | Reuters
LIMA.- Dos legisladoras peruanas afines al ex Presidente Alberto Fujimori y que fueron expulsadas del Congreso, dijeron el viernes que irán a las cortes internacionales para pedir su restitución sobre bases de que son perseguidas políticas.

En una decisión histórica el jueves por la noche, el Congreso inhabilitó de sus funciones por cinco años a Luz Salgado y Carmen Lozada, legisladoras del grupo Cambio 90-Nueva Mayoría de Fujimori, destituido el año pasado por "incapacidad moral".

"Vamos a agotar todas las instancias nacionales e internacionales porque lo que se ha cometido es un atropello a la democracia. Es una persecución", dijo Salgado en declaraciones a Reuters.

La decisión del Congreso fue tomada por 65 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones tras una larga sesión que empezó con la difusión de un video donde ambas aparecen reunidas con el ex jefe de espías, Vladimiro Montesinos, y otros 15 parlamentarios y ministros de Fujimori.

La caída de Montesinos, foco del mayor caso de corrupción en Perú, provocó en noviembre la destitución de Fujimori, quien sigue refugiado en Japón al amparo de su doble nacionalidad.

En la cita, realizada en abril de 1998 en los servicios secretos, Montesinos expone a los legisladores y ministros cómo el gobierno de Fujimori con su ayuda podía controlar el Poder Judicial, jurado electoral y al Ministerio Público en un plan para ganar un tercer quinquenio sucesivo.

El Congreso determinó que Salgado, Lozada y los otros funcionarios incurrieron en grave infracción de la Constitución al coludirse para violentar el Estado de derecho.

En Chile, el Presidente peruano Alejandro Toledo dijo que su gobierno respeta las decisiones del parlamento de su país.

"Es su decisión. No puedo entrometerme en lo que hace el Congreso", dijo Toledo a periodistas en el marco de la cumbre del Grupo de Río. "Respeto las decisiones de organismos independientes".

Chivos expiatorios o víctimas

"Se ha comprobado la persecución y venganza política puesto que a las dos nos han echado la culpa de 10 años de gobierno de Fujimori, somos chivos expiatorios", agregó Salgado.

El legislador Luis Iberico dijo a Reuters que considera que la decisión "fue justa, son responsables. Aquí no hay persecución a ideas. Están en el papel de víctimas", agregó.

En la década de poder de Fujimori (1990-2000), Montesinos fue su mano derecha y grabó en secreto vídeos de sus citas con jueces, militares, políticos, periodistas y empresarios.

Fujimori fue reemplazado por un gbierno interino que en julio entregó el poder al presidente Alejandro Toledo.

"Soy castigada por ser leal al fujimorismo, es una aberración", dijo Lozada a Reuters.

En la sesión del Congreso unas 30 personas insultaron a ambas legisladoras, agitando cartelones con lemas que exigían su expulsión.

Salgado dijo que tras la decisión del Congreso ambas fueron amenazadas de muerte en una llamada anónima a la legisladora Martha Chávez, la única del grupo de Fujimori en el Congreso.

Ambas serán reemplazadas por otros miembros de su grupo, entre ellas la ex presidenta del Congreso, Martha Hildebrandt.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores