Arzobispo Milingo se reunirá con su esposa

El polémico sacerdote, que fue castigado por contraer matrimonio, se reunirá con su mujer, la sudcoreana María Sung, para informarle si ha decidido seguir con ella o volver a la iglesia, señaló Joaquín Navarro-Valls, portavoz del Vaticano.

22 de Agosto de 2001 | 08:13 | Reuters
CIUDAD DEL VATICANO.- El polémico arzobispo de Zambia Emmanuel Milingo, quien cayó en desgracia en el seno de la Iglesia Católica por contraer matrimonio, se reunirá con su mujer sudcoreana para decirle si ha decidido abandonarla o no, informó el Vaticano el miércoles.

"Monseñor Milingo se reunirá con María Sung para comunicarle su decisión", dijo en un comunicado el portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro-Valls.

El comunicado no especificó qué le planeaba decirle Milingo a su mujer, pero el Vaticano publicó previamente una carta escrita a mano de Milingo al Papa Juan Pablo II en la que renunciaba a su matrimonio con Sung y pedía volver al seno de la Iglesia Católica.

"Tanto la reunión como las condiciones de la misma fueron decididas por monseñor Milingo por su propia voluntad", dijo Navarro-Valls, sin explicar cuándo o dónde se celebrará el encuentro.

"La Santa Sede no puede y no actúa sobre la conciencia del arzobispo", concluyó el comunicado de tres líneas. Representantes de la Iglesia de la Unificación dijeron, sin embargo, que no habían tenido contacto con el Vaticano acerca de la reunión.

"Aunque este comunicado salió hace poco, no hemos recibido nada", declaró una fuente de la Iglesia de la Unificación que pidió no ser identificada. "Habíamos estado sosteniendo conversaciones sobre una reunión, pero el Vaticano dio un paso atrás, imponiendo condiciones que no eran apropiadas", agregó.

Sung, una acumpurista de 43 años, ha dicho que quería ver a su esposo de 71 años cara a cara y a solas. No estuvo claro de inmediato si las condiciones de Milingo, como fueron descritas por el Vaticano, incluyen una reunión en privado.

Sung, quien la semana pasada comenzó una huelga de hambre que dijo mantendría hasta su muerte o hasta que volviera a ver a su esposo, descansaba el miércoles en un hotel del centro de Roma.

Amenazado con la excomunión tras contraer matrimonio con Sung el pasado mes de mayo en una boda en masa organizada por el reverendo de la Iglesia de la Unificación Moon, Milingo ha estado en retiro en los últimos 10 días, orando y contemplando su regreso a la Iglesia Católica.

Los resultados de una prueba de embarazo a la que Sung se sometió la semana pasada fueron negativos.

Milingo siempre ha sido una figura colorida dentro del almidonado ambiente de la Iglesia Católica. Durante años, llamó la atención por llevar a cabo ceremonias de curación por fe y exorcismos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores