Muere niño palestino en enfrentamiento con ejército israelí

Mohammed Zurub, de 11 años, estaba lanzando piedras a los soldados que custodian un asentamiento judío cerca del campo de refugiados de Khan Younis.

23 de Agosto de 2001 | 16:11 | Reuters
GAZA.- Las fuerzas de Israel que enfrentan el levantamiento palestino contra la ocupación de la Franja de Gaza y Cisjordania mataron a un muchacho palestino que arrojaba piedras el jueves y dispararon misiles contra un líder de la revuelta.

Mohammed Zurub, de 11 años, estaba lanzando piedras a los soldados que custodian un asentamiento judío cerca del campo de refugiados de Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza, cuando una bala le atravesó el corazón, dijeron testigos palestinos.

Otros cinco jóvenes resultaron heridos, dijeron fuentes de un hospital.

La muerte de Zurub elevó el número de personas fallecidas en el levantamiento, iniciado en septiembre del 2000, hasta casi 700, incluyendo 530 palestinos y unos 150 israelíes.

El ejército israelí dijo que el grupo estaba tratando de derribar una reja que separa el campamento de refugiados del asentamiento judío de Gush Katif.

Afirmó que los soldados dispararon al aire y apuntaron a las piernas de los manifestantes cuando no se dispersaron, agregando que se estaba investigando si Zurub había sido muerto por un arma de fuego israelí.

Más tarde, seis palestinos y dos israelíes resultaron heridos cuando estalló un tiroteo en la dividida ciudad cisjordana de Hebrón, en el más reciente de una serie de violentos incidentes que han ensombrecido los nuevos esfuerzos de establecer una tregua.

Misiles fallan blanco

En Cisjordania, Jihad al-Miseemy, subcomandante de la policía palestina en la ciudad de Naplusa, escapó el jueves con heridas moderadas cuando su auto fue atacado con misiles. Otras dos personas resultaron heridas cuando uno de los misiles impactó el auto. El otro misil erró el blanco.

Fuentes militares israelíes dijeron que dos misiles tierra-tierra fueron lanzados, en lo que el ejército llamó un ataque preventivo contra un hombre acusado de "una larga serie de atentados y tiroteos contra soldados y civiles israelíes".

Miseemy, de 46 años, es miembro de la facción Fatah del líder palestino Yasser Arafat, uno de los grupos que encabeza la revuelta palestina contra la ocupación israelí de Cisjordania y la Franja de Gaza, que estalló en septiembre tras el estancamiento de las conversaciones de paz.

"Fue un fallido intento de asesinato y estamos contentos de que así haya sido. Consideramos que forma parte de una continua escalada del gobierno israelí contra nuestra gente", dijo a Reuters Issam Abu Baker, un alto dirigente de Fatah en Naplusa.

En el campo de refugiados de Shati, en Gaza, miles de personas, algunas armadas y haciendo disparos al aire, asistieron al funeral del agente de la policía Bilal al-Ghoul, de 18 años, muerto el miércoles cuando helicópteros de combates dispararon cuatro misiles contra dos vehículos.

Fuentes militares israelíes dijeron que el blanco del ataque fue el padre de Bilal, Adnan, considerado por Israel como el principal fabricante de bombas en Gaza del ala militar del grupo islámico Hamas.

Adnan al-Ghoul salió ileso junto a Mohammed Deif, líder del ala militar de Hamas, Izz-el-Deen al-Qassam, y el hombre más buscado por Israel. La fuerzas israelíes aparentemente no tenían conocimiento de que Deif estaba en uno de los autos.

Los palestinos dicen que las fuerzas israelíes han asesinado a unos 60 activistas desde el inicio del levantamiento en emboscadas y ataques con misiles, algunos de los cuales han causado la muerte de transeúntes.

La política de ataques selectivos, que Israel dice adopta en defensa propia, ha provocado tantas crticas internacionales como los tiroteos y atentados palestinos.

Hamas, responsable de una ola de atentados suicidas en Israel desde el inicio del levantamiento, ha prometido vengar el ataque.

Arafat, quien hizo el jueves una escala en la India en un viaje a China, dijo que seguía dispuesto a reunirse con el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Shimon Peres, "en cualquier momento", pero aún no se habían ultimado los detalles.

Ninguna de las partes se mostró optimista de que las conversaciones pongan fin a la violencia que ha dejado casi 700 muertos, entre ellos unos 530 palestinos y alrededor de 150 israelíes.

Arafat y Peres, quienes compartieron un Premio Nobel de la Paz en 1993 por los acuerdos interinos de paz, acordaron en encuentros separados esta semana con el ministro alemán de Relaciones Exteriores Joschka Fischer, reunirse posiblemente en Berlín para sostener conversaciones sobre un alto el fuego.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores