Gobierno ruso advirtió sobre posible retraso en el rescate del "Kursk"

No obstante, sigue en pie el 15 de septiembre como el día en que el submarino ruso será reflotado desde el fondo del Mar de Barents y amarrado a la barcaza "Giant 4", para luego ser colocado en un dique fijo.

31 de Agosto de 2001 | 12:50 | EFE
MOSCU.- El Gobierno ruso advirtió hoy que la operación de rescate del submarino nuclear "Kursk" podría aplazarse una semana, aunque aseguró que la recuperación de la que fue la joya de la Armada de Rusia se efectuará sin contratiempos.

El viceprimer ministro ruso, Iliá Klebánov, afirmó hoy que la decisión de aplazar el rescate podría ser tomada en caso de empeorar las condiciones meteorológicas en el Mar de Barents, donde el 12 de agosto de 2000 se fue a pique el "Kursk" con sus 118 tripulantes.

"Para nosotros el rescate del 'Kursk' concluirá cuando el submarino sea colocado en dique fijo", dijo a la prensa Klebánov, quien añadió que la fecha tope para efectuar esa operación es el 21 de septiembre.

Sin embargo, indicó que el Gobierno "teóricamente podría fijar como fecha tope el 27 de septiembre".

Klebánov subrayó que sigue en pie el 15 de septiembre como el día en que el submarino será "levantado físicamente" desde el fondo del mar y amarrado a la barcaza "Giant 4".

Agregó que el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha sido informado con todo detalle de la operación de rescate y que "valora" los trabajos en el Mar de Barents.

"Todo marcha según los planes, aunque agosto fue un mes tenso para nosotros debido a que hubo muchos días de tormenta", añadió el viceprimer ministro, quien también es jefe de la comisión gubernamental que investiga las causas del naufragio del "Kursk".

Las declaraciones de Klebánov coincidieron con el comienzo de una de las fases más delicadas de la operación para izar a la superficie el submarino nuclear: el corte de su proa.

El portavoz de la Armada rusa, el capitán de navío Igor Digalo, comunicó que los buzos instalaron hoy uno de los dos "anclajes por vacío" en el flanco izquierdo del "Kursk", trabajo preparatorio para seccionar la proa del sumergible siniestrado.

Los anclajes fijarán el "Kursk" durante el proceso de corte que efectuará automáticamente una sierra montada sobre dos bloques de hormigón ya instalados a ambos lados del submarino.

Larisa van Semeren, representante de la empresa holandesa Mammoet, contratada por el Gobierno ruso para efectuar el rescate, declaró que los trabajos para cortar la proa del "Kursk" durarán cerca de seis días.

Semeren añadió que durante estas labores a bordo del barco nodriza "Carrier" se encontrarán los tripulantes y operarios estrictamente necesarios y se suspenderán las inmersiones de los buzos en la zona.

La decisión de separar la proa -totalmente destrozada por una potente explosión- del resto del submarino fue motivada por el temor que allí aún pueda haber torpedos sin detonar, posibilidad admitida por los altos mandos de la Armada.

Igor Spasski, ejecutivo de la empresa estatal "Rubin", que diseñó el plan de recuperación del "Kursk", aseguró hoy que los especialistas "están convencidos de que no queda ningún torpedo 'vivo' a bordo del 'Kursk'".

"El proceso de corte del primer compartimiento del submarino y su izado a la superficie no representan ningún peligro", sentenció el experto.

Según Spasski, en la cámara de torpedos "se produjeron cerca de cinco explosiones con un intervalo de décimas de segundo y detonó toda la dotación de torpedos, lo que causó la destrucción del primer compartimiento".

El especialista explicó que en un polígono naval se reconstruyó la situación que se produjo en el "Kursk" y las pruebas demostraron que, en caso de una explosión como la que destruyó la proa del submarino, no quedan torpedos sin detonar.

Según el plan de rescate, la barcaza "Giant 4", que ya se dirige al sitio del naufragio, alzará el "Kursk" del fondo del mar con 26 grúas, cada una de ellas capaz de levantar hasta 900 toneladas.

Estas grúas arrastrarán 26 cables de acero fijados a 26 orificios ya perforados en el casco del sumergible por brigadas de buzos.

Una vez colocado en los pontones, el "Kursk" será remolcado a dique seco, donde los expertos desmontarán los dos reactores nucleares para finalmente proceder al desguace del resto del sumergible.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores