EE.UU. baja expectativas a posible conferencia de paz sobre Medio Oriente

Tras entrevistarse el jueves con representantes de Rusia, la Unión Europea (UE) y la ONU, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, anunció que la reunión tendría lugar “este verano” (del hemisferio norte) y que sería a nivel ministerial.

04 de Mayo de 2002 | 08:53 | EFE
WASHINGTON.- El Gobierno de EE.UU. ha comenzado a rebajar las expectativas sobre los resultados de una conferencia de paz para Medio Oriente que se celebraría el próximo mes de junio en un lugar aún por determinar.

Tras entrevistarse el jueves con representantes de Rusia, la Unión Europea (UE) y la ONU, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, anunció que la reunión tendría lugar “este verano” (del hemisferio norte) y que sería a nivel ministerial.

Su objetivo principal, añadió, sería analizar problemas de seguridad, económicos y humanitarios, así como “formas de avanzar” para resolver el conflicto palestino-israelí.

Uno de los primeros en rebajar las excesivas esperanzas puestas en la conferencia fue el presidente George W. Bush, quien señaló el viernes que “se trata de una serie de discusiones en desarrollo para ayudar a solidificar visiones que han sido expresadas no sólo por EE.UU. y los europeos, sino, lo que es más importante, por Israel y el príncipe heredero saudí Abdulá”.

También el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, había bajado poco antes el tono de la futura reunión al confirmar que a ella no asistirían ni el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yaser Arafat, ni el primer ministro israelí, Ariel Sharon.

“Será una reunión ministerial para encontrar formas de escuchar a diferentes personas y explorar una variedad de ideas” a fin de “crear el ambiente para que se logren acuerdos políticos”, precisó Fleischer.

Una fuente del Departamento de Estado manifestó que su objetivo es “simplemente” hablar de ideas y decidir cuáles serán los próximos pasos en la búsqueda de una solución para un conflicto cuya violencia no decreció desde que comenzó la actual Intifada o levantamiento palestino contra la ocupación militar israelí en septiembre de 2000.

Sobre los resultados de la conferencia Fleischer dijo que “nadie ha sugerido que esto produzca una solución final. No se trata de Madrid o de Oslo. Se trata de conjugar las ideas que se generen”.

La conferencia de Madrid de 1991 se celebró con el patrocinio de George Bush, padre del actual presidente, y en ella se ratificó el principio “paz por territorios” por el que palestinos e israelíes lograron acuerdos interinos de paz.

La firma de los acuerdos de Oslo de 1993 posibilitó los acuerdos de autonomía para Gaza y Jericó, y posteriormente para Cisjordania, con los que se produjo la retirada del ejército israelí de una parte de los territorios palestinos ocupados.

La prevista conferencia de junio será uno de los temas principales que el Gobierno de EE.UU. tratará la próxima semana con el primer ministro israelí y el rey Abdalá II de Jordania, quienes harán una visita a Washington.

“Tanto Sharon como el rey Abdalá tienen previsto compartir ideas con el presidente Bush sobre el curso que deben tomar los esfuerzos diplomáticos en los próximos meses”, dijo Fleischer.

El diario israelí Haaretz informó el viernes de que Sharon presentará a Bush un plan basado en un acuerdo transitorio de largo plazo con los palestinos y la propuesta de realizar una conferencia regional que se encargaría de ponerlo en marcha.

Dicho plan, que fue esbozado por el primer ministro israelí a su gabinete de ministros, contempla el reconocimiento de un Estado palestino sin capacidad militar y con un territorio mermado.

Por su parte, los países árabes han insistido en que cualquier acuerdo para la región debe incluir la retirada de Israel a las fronteras existentes hasta la guerra de 1967, así como la creación de un Estado palestino soberano.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores